Los imperdibles del Barrio Bustamante: tradición y arquitectura

Por Bárbara Carvacho

Skaterpark
Avenida Ramón Canciller, entre Rancagua y Bilbao

Skatepark

Son todos bienvenidos en este santuario de los deportes urbanos citadinos: skates, bicis y patines. Con talleres gratuitos para menores de 15 años, y un horario continuo de lunes a domingo, de 10:00 a 22:00 horas, el Patinódromo del Parque Bustamante se ha convertido en el epicentro de encuentro para los deportistas y un atractivo para los curiosos. Bien iluminado, con baño y seguridad, el tazón ubicado en Ramón Carnicer es una de las principales atracciones del barrio.

Barrio Vaticano Chico

Su nombre proviene de las calles aledañas, todas de sacerdotes con cargos de obispos, cardenales, presbíteros y monseñores. Uno de los barrios clásicos, de los primeros fundados fuera del perímetro central de la ciudad hacia el oriente. Está cerca del centro, pero lejos del ruido; y en esquinas como Rancagua o Seminario, habita lo mejor de la arquitectura clásica con la modernidad del siglo pasado. Edificios bajos, casas con patios eternos y pisos de parqué colindan con lavanderías, supermercados, gelaterías y talleres de bicicletas.

Teatro Universidad de Chile
Providencia #043

Teatro Udechile

El ex Teatro Baquedano es la parte baja de las torres Turri. Con data de 1929, tres años más tarde abrieron sus puertas como sala de cine. Más bien, un palacio cine: grandes teatros en los que daban películas todo el día. Matiné para menores, familiares a las seis de la tarde, y para adultos a las nueve de la noche. Es en 1987 que el recinto pasa a ser de la Universidad de Chile mediante contrato de arriendo, para ser comprado recién en 2017. Mil 700 metros cuadrados y mil butacas, divididas en cuatro sectores, en uno de los últimos míticos espacios de arte de Santiago.

Café Triciclo
Vicuña Mackenna #38

Café de especialidad, comida sencilla, sitio tranquilo, ordenado y cuidado. Este café está lleno de arte. Sus estantes se encuentran llenos de libros que puedes ocupar durante tu visita, además de fanzines de distintas aristas. Las mesas son compartidas, lo que permite que el brebaje venga con el pie forzado de un encuentro y, aunque nadie te obligará a conversar, siempre está la opción de compartir comentarios sobre su excelente carta. Disfruta de uno de los mejores flat whites de Santiago.

Café Literario
General Bustamante #50

Café Literario

Germán Bannen Lay fue el arquitecto encargado de levantar esta moderna estructura que hoy conocemos como el Café Literario del Parque Bustamante. Concreto y vidrio decoran el verde, que se ve rodeado por circuitos de ciclovías y restaurantes. Un paseo y pausa obligada en este barrio, que desde el 2001 abre sus puertas como una biblioteca, sala de estudio y trabajo, siempre lleno de talleres, conversatorios, cuenta cuentos y exposiciones. Punto aparte es la pileta que conforma su cola, también conocida como espejo de agua. El broche de oro para un obra clave de la capital.

Japón
Barón Pierre de Coubertin #39

A metros de Plaza Baquedano, habita el secreto mejor guardado de la gastronomía oriental. Japón es el restaurante japonés más antiguo de la ciudad, con más de cuatro décadas de vida a manos de Masamoto Saotome y su pareja, la chilena Patricia Vidal. De lunes a sábado, entre el mediodía y un poquito antes de medianoche, está disponible este espacio tradicional que contempla una clásica barra de sushi. Ésta permite ver las preparaciones y los tatamis, espacios privados en los que tienes que comer sin zapatos y a ras de suelo.

La Casa de las Gárgolas
Vicuña Mackenna #84

Es la actual sede del Consejo de Monumentos Nacionales. Un típico chalet de comienzos de los años 30, que sorprende por sus detalles, el tratamiento de estucos, el uso de las albardillas, y los elementos decorativos de su exterior, como los grifos, las gárgolas, los relieves, la ventanas ojivales, las bajadas en cobre, su balcón. Con guiños estilísticos neogóticos, esta construcción brilla por sí sola en el sector, no por nada es Monumento Histórico. La construcción estuvo a cargo del arquitecto Eduardo Costabal Zegers, y ha sido parte de un proceso de conservación, restauración y recuperación imperdible de esta zona típica.

Espacio Fundación Telefónica Chile
Av. Providencia #127

Espacio Telefónica

Con la voluntad de difundir y multiplicar el conocimiento, nace este espacio que estimula la innovación, la creatividad y la tecnología en la sociedad. Exposiciones de arte plástico, de fotografía, conversatorios y visionados convergen en los encuentros que levanta Fundación Telefónica. Todo para promover el intercambio entre distintos agentes de la cultura y las nuevas tecnologías. Imponente desde su forma de teléfono antiguo y útil, gracias a la disposición de 900 metros cuadrados, para que grandes y chicos hagan uso de sus salas y pasillos.

Original Green Roasters
Rancagua #040

Con el fin de ofrecer calidad, sencillez y consistencia, es que los chicos de Original Green Roasters levantan esta tostaduría de café y cafetería de especialidad. Abierta desde el 2012, la cafetería tiene granos de distinto origen, un gran plus que se suma a la certificación Sol, que asegura que sus operaciones y funcionamientos se hacen mediante la energía solar. También cuentan con desayunos y almuerzos de pasta fresca, con ñoquis los 29 de cada mes, y una amplia pastelería clásica que destaca por el carrot cake y banana bread.

Convento de Las Agustinas
Vicuña Mackenna #420

Fundado en 1574 en el centro de Santiago, pasó a calle Vicuña Mackenna en 1913 debido al crecimiento de la población y la venta de terrenos. La nueva construcción, con un estilo romántico tardío, siguió la tradición del legado femenino en la Iglesia, mediante sus detalles que contemplan figuras, pilares y tallados. Una fotografía imperdible del barrio, una de las últimas grandes iglesias del sector, que ha sufrido el deterioro por el paso del tiempo, pero que sigue siendo la postal perfecta de la arquitectura de comienzos del novecientos en esta calle que hoy figura como arteria principal de la frontera entre Santiago y Providencia.

Museo Violeta Parra
Vicuña Mackenna 37

Violeta Parra

Para conservar y promover la obra de la artista chilena, este espacio abre recién en 2015 con 1.300 metros cuadrados y 48 obras visuales, además de grabaciones, fotos e instrumentos. Que esté acá no es gratuito, puesto que este terreno fue donde se levantó, por 19 años, el Gran Circo Teatro de Andrés Pérez. Una de las artistas más importantes de nuestra historia vive para siempre en esta construcción, a manos de Cristián Undurraga, y que abre sus puertas de martes a domingo, entre las 9:30 y 18:00 horas.

Quinto Cheers

Un clásico del barrio que decidió remodelarse con onda. Comer rico y pasarlo bien es el pan de cada día, dicen los dueños de este bar icónico de la esquina General Bustamante / Rancagua. La carta no es rígida. Apuestan por una dinámica que permite transformar sus platos a medida que van incorporando nuevos ingredientes, pero la carne argentina, las pizzas y los sándwich son clásicos que podrás encontrar siempre. Una de sus gracias son sus cuatro pisos para elegir; más de 500 metros para disfrutar, en los que converge lo antiguo con lo moderno. El primer y segundo pisos son más familiares, mientras que el tercero es un bar perfecto para la tarde y el cuarto es una terraza con una barra de once metros, hasta un lounge. Todo con vista panorámica.

Museo Benjamín Vicuña Mackenna
Vicuña Mackenna 94

Creado en 1947, esta casa museo alberga la vida y obra del periodista, historiador y político. Objetos preciados, como pinturas, muebles y manuscritos están disponibles en exhibición, en la que destaca su biblioteca compuesta por más de diez mil volúmenes. Desde el 2018, su acceso principal está habilitado como espacio para el intercambio libre y gratuito de libros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo