logo
Comercial
/ EQUIPO DE MEDIACIÓN / MINISTERIO DE JUSTICIA / EQUIPO DE MEDIACIÓN / MINISTERIO DE JUSTICIA
Presentado por
Comercial 09/12/2020

Sin drama: existe una mediación que resuelve los problemas de familia

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ha desarrollado el Sistema Nacional de Mediación Familiar que permite resolver problemas de forma gratuita, sin abogados, evitando ir a largos juicios, en un máximo de 60 días.

No más tensión, estrés ni largas horas escuchando a abogados y jueces para resolver las diferencias que surgen tras un quiebre matrimonial o de convivencia es lo que ofrece el Sistema Nacional de Mediación Familiar, con soluciones acotadas a un breve tiempo para remediar problemas de pensión de alimentos, visitas o tuición de hijos e hijas.

Ahora ya se puede solicitar una Mediación Familiar desde el portal www.mediacionchile.cl sólo con Clave Única, evitando costosos procedimientos judiciales.

El Sistema Nacional de Mediación Familiar, que atiende a 500 mil personas al año, depende directamente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y es totalmente gratuito para el 98% de la ciudadanía. Tiene cobertura en todo el país y entrega soluciones concretas en un plazo de máximo 60 días.

EL PROCESO

Es conocido por todos que no siempre las voluntades terminan en acuerdos. Y en materias legales es casi una premisa. La ley exige que, antes de iniciar una demanda judicial en tribunales o juzgados de Familia por estas materias, las partes deben intentar un proceso de mediación familiar.

Y aquí es donde los centros de mediación toman el rol de agente de paz, emitiendo un “Certificado de Mediación Frustrada”. Una vez con este primer paso cumplido, las partes en conflicto pueden tomar diferentes caminos: seguir un proceso judicial, o intentar un segundo proceso de mediación.

Entonces, en caso de alcanzar un acuerdo, el centro de mediación envía un acta de acuerdo al tribunal, la cual, de ser aprobada, se convierte en una resolución judicial cuyo cumplimiento se hace exigible.

Este es un proceso totalmente voluntario y confidencial, por lo que quienes accedan al Sistema Nacional de Mediación Familiar tienen la certeza de que sus casos y datos serán resguardados y protegidos.

LO QUE SE REGULA

Lo más común es que la pensión de alimentos, la relación directa y regular (también conocido como el régimen de visitas, y el cuidado personal de los hijos e hijas (tuición) sean las materias sometidas a mediación.

Y para acceder a la solución de estos conflictos relativos, ambos requirentes deben contar con datos precisos, como la nacionalidad, nombre completo, el RUN, la fecha de nacimiento, la dirección, un correo electrónico personal y un teléfono de contacto si existe la voluntad de seguir este tipo de mediación familiar.

Todo puede realizarse, paso a paso, en el portal www.mediacionchile.cl, donde se debe ingresar con Clave Única para completar los datos exigidos llenando los datos. Y, hasta hoy, el modelo ha funcionado con gran aceptación, sumando más de 82 mil personas que han preferido los agendamientos a través de la web para iniciar una mediación familiar.

Claro que no es la única forma de llegar a acuerdos, pues la mediación familiar también se puede realizar de forma telefónica, vía correo electrónico o de manera presencial, acudiendo a cualquiera de los 161 centros de mediación familiar que hay a lo largo del país, cuyo listado y datos de contacto se pueden encontrar en www.mediacionchile.cl.