Nueva Zelanda, la cenicienta va por una Confederaciones que le cambie la vida

Los All Whites son el equipo más débil del torneo en Rusia y buscarán mostrar a los jugadores de proyección.

Por AFP

El Gráfico Chile – AFP

"Es un torneo que puede cambiar la vida de los jugadores", señala Tom Doyle, lateral izquierdo del Wellington Phoenix, sobre el escaparate que supone para Nueva Zelanda, un país sin tradición futbolística, participar desde el sábado en la Copa Confederaciones 2017.

El campeón de Oceanía tendrá el privilegio de abrir el torneo en el flamante estadio de San Petersburgo ante la anfitriona Rusia. Ambas juegan en el grupo A junto a Portugal y México. Las dos mejores clasifican para semifinales.

"Es una excelente manera de que los chicos sean vistos en una escena internacional ante algunos de los mejores jugadores del mundo", añadió Doyle tras entrenar en el Petrovsky Stadium de San Petersburgo.

Solo un club profesional

En la patria del rugby, donde los All Blacks son considerados dioses, los All Whites son un grupo anónimo que transita por el puesto 112 del ránking FIFA.

El país únicamente cuenta con un club profesional, precisamente el Wellington Phoenix, que compite en la A-League australiana. El campeonato neozelandés es amateur.

En sus cuatro participaciones anteriores en la Confederaciones, Nueva Zelanda cosechó como mejor resultado un empate y sólo fue capaz de marcar dos goles en nueve partidos.

Wellington Phoenix es el único club profesional de Nueva Zelanda / imagen: Getty Images Wellington Phoenix es el único club profesional de Nueva Zelanda / imagen: Getty Images

Tras muchos experimentos, el seleccionador Anthony Hudson, un británico de 36 años que se convertirá en el técnico más joven en participar en el torneo, optó por un grupo de prometedores jugadores de los que está convencido que tienen el compromiso necesario por hacer un papel digno en Rusia.

"No vamos a la Confederaciones sólo para figurar, acudimos para conseguir algo importante", dejó claro el técnico.

Los Kiwis cuentan en su lista de 23 convocados con el jugador más joven de la competición, el defensa de 18 años Dane Ingham, que suma un partido internacional, y algunos ilustres veteranos, como el delantero Shane Smeltz, de 35 años, segundo máximo goleador histórico de la selección con 24 tantos en 54 partidos.

Entre el principiante y el experimentado, hombres de calidad y juventud como el polivalente centrocampista Ryan Thomas, de 22 años y que juega en las filas del Pec Zwolle, del campeonato holandés, donde ha disputado ya tres temporadas.

"La oportunidad de jugar ante un público enorme contra esos equipos tan soberbios será una gran experiencia para mí. De nosotros se puede esperar un juego de ataque muy veloz", señaló el futbolista en una entrevista con la FIFA.

Wood, goleador en Inglaterra

Otro de los jugadores importantes es el capitán Winston Reid, que pertenece a la plantilla del West Ham.

"En mi opinión, es uno de los mejores defensores del mundo. Tiene una influencia enorme sobre el equipo", dijo el técnico Hudson sobre el defensa de 28 años.

Sin olvidar a al arquero Stefan Marinovic, al centrocampista de origen chileno Marco Rojas y a los delanteros Kosta Barbarouses y Chris Wood, autor de 30 goles esta temporada con el Leeds United, de la segunda categoría inglesa.

"Es un jugador muy importante para el combinado nacional. Creo que, al igual que algunos de sus compañeros, 'Woodsy' está este año en condiciones de alcanzar el estrellato internacional porque todos ellos se han ganado la oportunidad de lograrlo", dijo Hudson sobre el delantero, consciente del escaparate que tienen sus chicos en Rusia.

Ficha técnica Nueva Zelanda Ficha técnica Nueva Zelanda

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo