El codazo de Jara generó el reclamo de Werner y las críticas alemanas al VAR

"Todavía me duele la mandíbula", dijo el jugador tras el partido por el golpe que recibió del defensor nacional.

Por El Gráfico Chile

El VAR fue de los puntos que más polémica generó en la Copa Confederaciones. Las decisiones tomadas con la ayuda del videoarbitraje no gustaron a nadie y la final no podía quedarse fuera de las polémicas.

Cuando se jugaban 65 minutos del partido entre Alemania y Chile y las emociones estaban al tope con una Roja que buscaba el empate para seguir peleando por el título, el VAR entró en acción. Es que en su intento por frenar un ataque alemán, Gonzalo Jara le propinó tremendo codazo en el rostro a Timo Werner, en una jugada que el árbitro Milorad Mazic no vio.

Sin embargo, desde la caseta del videoarbitarje le avisaron al juez y revisó la jugada viendo las repeticiones. Tras unos minutos para decidir, Mazic decidió mostrarle amarilla al defensor y desató el enojo de los alemanes, quienes exigieron la expulsión del chileno por el tremendo golpe que le propinó a su rival. Tras el encuentro, Werner no dejó esconder su enojo por la situación.

"Todavía me duele la mandíbula y no puedo tragar bien. Pensé que lo iban a echar, no sé por qué sólo le mostraron la amarilla", dijo el jugador.

Los alemanes, pese a la alegría de la victoria, no dudaron en criticar el VAR y el diario Bild, por ejemplo, fue claro para señalar que la revisión del codazo de Jara fue "el momento más vergonzoso de la final" y agregó que "el error en la decisión, pese a las múltiples repeticiones, demuestra que el VAR se convierte en un chiste malo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo