Marcelo Díaz vivió una noche negra, lloró desconsolado y tuvo que ser reanimado por Pizzi

El volante de la selección chilena cometió el error que permitió el gol que le dio el triunfo 1-0 y el título de la Copa Confederaciones a Alemania.

Por El Gráfico Chile

La selección chilena cayó 1-0 este domingo frente a Alemania y se quedó con el segundo lugar de la Copa Confederaciones Rusia 2017. El único gol del compromiso lo marcó Lars Stindl a los 19 minutos de partido, luego de un error del volante Marcelo Díaz en la entrada del área.

El jugador del Celta de Vigo recibió un pase de la defensa y tras intentar hacer un amague, el atacante Timo Werner le interceptó el balón, se lo pasó a Stindl este no tuvo mayores problemas para vencer al arquero Claudio Bravo para marcar el único gol del partido y darle el título a su selección.

Notoriamente afectado por su yerro, Díaz finalmente fue reemplazado por Leonardo Valencia a los 52 minutos de partido y una vez terminado el compromiso se puso a llorar desconsoladamente dentro de la cancha del estadio Krestovski de San Petersburgo.

A pesar de que varios de sus compañeros y rivales trataron de consolarlo, el único que pudo reanimarlo fue el técnico de la Roja, Juan Antonio Pizzi. Con una breve charla, el entrenador le dio su espaldarazo a Carepato y lo levantó para poder recibir la condecoración del segundo puesto.

Pizzi Pizzi consoló a Marcelo Díaz
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo