Los 5 momentos de alta tensión que marcaron una final con sabor a tristeza pura

El error de Díaz, el gol que tuvo Sagal y la pelea entre Kimmich y Vidal, son algunos de los registros que no se olvidarán fácilmente

Por El Gráfico Chile

El fatídico error de Díaz

Minuto 19 en el Zenit Arena, Chile jugaba al límite, dominando el balón y metiendo a Alemania en su campo, pero una mala salida costó la vida. Marcelo Díaz quiso salir jugando a la entrada del área ante la marca férrea de Timo Werner, pero el balón se le fue largo y el jugador aprovechó el regalo para devolvérselo a Stindl ante el achique desesperado de Bravo y así el delantero del Monchengladbach marcó el definitivo 1-0.

La calentura de Kimmich y Vidal

Una pelota sin intención casi termina en una batalla campal a los 58 minutos. Bravo deja pasar el balón y Kimmich, muy pasado de revoluciones lo buscó con un pechazo. La acción encendió el mechero en la selección chilena, quienes ya caldeados por el arbitraje de Milorad Mazic, fueron a buscar al defensa del Bayern Munich. El primero, sorpresivamente, fue su compañero de equipo Arturo Vidal, luego Gary Medel y Claudio Bravo protagonizaron una trifulca a empujones que terminó con Kimmich y Vidal amonestados.

El codazo de Jara

A los 62’ el escenario para la Roja pudo haber empeorado. En la disputa de un balón, Gonzalo Jara le propinó un feroz codazo a Timo Werner que a primeras el árbitro dejó pasar. Sin embargo el VAR hizo de las suyas y tras un par de minutos de tensión, el juez decidió perdonarle la vida al defensa de la U mostrándole solo la tarjeta amarilla.

El show de Emre Can

Minutos finales y los alemanes haciendo lo posible por gastar minutos. Una falta en ataque de Emre Can, quien se llevó puesto a Alexis Sánchez nuevamente casi terminó en batalla campal. El germano se quedó con el balón, mientras los chilenos, desesperados, se lo intentaban quitar. Gonzalo Jara, Gary Medel y Claudio Bravo, agarrándolo del cuello incluso, intentaban recuperar el balón. Tal fue la trifulca que hasta Joachim Löw ingresó a la cancha a calmar las pasiones. Finalmente el serbio Mazic le mostró amarilla a Can y a Bravo.

La oportunidad de Sagal

La Roja se iba con todo en busca del empate, y con más corazón que fútbol y precisión intentaba batir la portería de Ter Stegen. A los 83’ el equipo de Pizzi tuvo la mejor chance de todas: Alexis metió un balón al área a las manos del portero alemán, pero Puch no la dio por perdida, la recuperó y casi al filo de la línea sacó un centro a los pies de Sagal. El oriundo de Talcahuano se la encontró muy encima y de primera la mandó a las nubes ahogando el grito de gol de todos los chilenos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo