Francisco Kemeny, la “Oveja Negra” de las redes sociales

Francisco Kemeny, la “Oveja Negra” de las redes sociales

Delgado, dinámico, inquieto e hiperconectado con su smartphone en mano, son algunos de los sellos de Francisco Kemeny (31) al momento de encontrarse frente a frente con él. Hoy es el Director Estratégico de Blacksheep Agencia Digital y Social Media Center, emprendimiento que ya lleva más de dos años –una eternidad para el mundo digital- rompiendo esquemas en Chile.

 

Tras vivir la experiencia del centro de monitoreo de Redes Sociales que posee Movistar Chile, donde Kemeny trabajó, se reunió con Rodney Rivas y Francisco Panisello (sus socios en Blacksheep, Oveja Negra en inglés) tras detectar que el trabajo que realizaban las empresas en temas de redes sociales estaban muy orientada al marketing y que las compañías que proveían servicios similares no habían podido capitalizar las necesidades de los consumidores nace la idea de fusionar dos servicios que parecían ser disímiles: la atención al cliente y las cajas de resonancias de las agencias de comunicaciones.

 

En entrevista exclusiva con Diario Pyme, este emprendedor digital, de profesión diseñador, nos cuenta cómo ha sido su experiencia con Blacksheep y cómo ve el entorno chileno de emprendimiento.

 

 

¿Cómo ha sido el desarrollo del negocio, ha costado mucho?

 

“Claramente el esfuerzo de levantar una empresa no es simple. Existe un gran nivel de compromiso, no sólo de los socios y directores si no que incluye en esfuerzo de todos los que están involucrados en la gestión y operación de clientes, proyectos, campañas…etc. Nada de lo que hemos logrado sería posible sin el apoyo de un equipo y todos los que han confiado en el proyecto”.

 

 

¿Cómo diferencia Blacksheep en el mercado chileno?

“Nuestro diferenciador se centra en el análisis. Entendemos que hay un gran valor sobre las opiniones de los consumidores y son ellos a quienes servimos al final del día. Intentamos traspasar esta urgencia a nuestros clientes, trabajando como un puente entre sus objetivos de negocio y las necesidades de sus clientes. Esto lo llevamos a cabo con mentalidad orientada a los datos, ampliando el conocimiento y continuamente mejorando nuestro proceso”.

 

 

¿Cuesta mucho emprender en Chile?

“Creo que no. Lo que si cuesta es tomar en serio lo que significa emprender. Veo a muchos emprendedores enamorados de idea de ser exitosos pero poco comprometidos con entregar y sacrificar el tiempo y los recursos necesarios para emprender con éxito.

 

Por otro lado creo que muchos nos enamoramos de nuestras ideas y fallamos al no escuchar a nuestros consumidores. Para mi esto es clave y necesario. El emprendedor no trabaja para sí mismo, trabaja para quienes compran su producto o servicio. Los que no logran despegarse generalmente pierden las oportunidades que el mercado y los clientes les presentan”.

 

 

¿Cómo describirías el ecosistema de emprendimiento e innovación en Chile? ¿Qué le mejorarías?

“En términos generales creo que estamos en el mejor momento, existe el apoyo, existen los recurso y existen las necesidades. El problema más grave que veo se centra en las expectativas comerciales y la ilusión de mercados internacionales. Creo que debemos solucionar problemas locales primero buscando crear productos de valor y no perseguir el dinero o la fama.

He visto muchos startups con modelos de negocios espectaculares pero lo que les falta es crear productos que la gente use, encuentre útil y se amolde a sus necesidades”.

 

 

¿Algún proyecto o emprendimiento chileno que te llame la atención y por qué?

 

“Mi favorito es Cristal Lagoon, hoy un proyecto de nivel mundial, pero que en sus inicios apuntaba a crear un producto de calidad. Por otro lado me inspira mucho la historia de perseverancia de Betazeta que ha ido evolucionando y adaptándose a los cambios en el mercado, los avances tecnológicos y ha creado el precendente que internet también puede ser rentable.

De los proyectos más jóvenes me gusta Loharia creo que es una empresa que vive y respira emprendimiento, trabajando en crear un producto para sus usuarios antes que cualquier cosa.

Para mi el emprendimiento más prometedor es Subelaradio. Es interesante como siendo un pez pequeño ha logrado llamar la atención tanto en los consumidores como en las entidades que regulan la industria de la música, las radios y los medios de comunicación. Yo les presto mucha atención a como las empresas tradicionales de este rubro han copiado y adaptado su operación al ritmo de las nuevas propuestas que genera este proyecto”.

 

 

¿Qué le recomendarías a alguien que quiera desarrollar un proyecto?

“Que lo haga, que descubra en el camino lo que realmente genera valor y que sobre todo aprenda a fracasar y tomarlo como lo que realmente es… Un aprendizaje y que con el siga adelante”.

 

 Por: R.O.P. Villanueva Ahumada / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo