¿Cómo afectará el frío y la lluvia el precio de los alimentos?

Se acerca el invierno y, junto a ello, también, cambios en la oferta de alimentos

¿Cómo afectará el frío y la lluvia el precio de los alimentos?

Platos calientes como la cazuela, la clásica sopa de pollo o los porotos con rienda son ejemplos de las comidas que adornarán las mesas de los chilenos en las próximas semanas. Y es que se acerca el invierno y ello implica que los precios de algunos alimentos podrían subir, y otros bajar.

Un ejemplo de esto último es el limón. Luego de que en el verano el cítrico amarillo aumentara su valor en más de un 100%, se prevé que su costo empiece a disminuir.

“Hay cierta estacionalidad en la productividad de esta fruta, y su consumo es bastante parejo durante el año. Sin embargo, se cosecha principalmente en invierno, y en una menor proporción en verano”, dicen desde la Sociedad Nacional de Agricultura.

Por otro lado cuentan que “el precio del tomate podría subir un poco, pero nada muy significativo. “Es un alimento que, cuando deja de cosecharse en la zona central, se recurre a los cultivos del norte, y eso tiene un costo mayor porque el flete es más caro”.

Proyectando aún más el panorama, desde la SNA dicen que “terminando el invierno se pronostican lluvias primaverales, y esa no es una buena noticia ya que provoca alza en el costo de los alimentos por el uso de fungicidas contra hongos y, eventualmente, si la lluvia es muy fuerte, podría dañar producciones en las primeras cosechas de, por ejemplo, sandías. Pero eso es solo un pronóstico”, agregan.

Misma opinión tiene Arturo Guerrero, relacionador público de La Vega, quien cuenta que “los precios debiesen mantenerse más o menos estables. La papa, el tomate, la lechuga son parte de los alimentos más consumidos y no se pronostican grandes alzas o bajas de precio para ellos”.

Desde las ferias libres compartieron aquella apreciación. Froilán Flores, vicepresidente de la Asociación de Ferias Libres aplicó sus más de 30 años de experiencia en el rubro para advirtir que “el precio del zapallo italiano y de los pepinos va a subir porque un tema de estacionalidad, pero son alimentos que se pueden reemplazar con repollo, que está bastante barato. Hoy lo tenemos a $600”.

Además, adelantó que “estas lluvias de los últimos días fueron buenas. Tenemos las verduras en su punto máximo de calidad y producción, y eso se mantendrá hasta septiembre, con precios que no debiesen aumentar”.

¿Qué pasa con la carne? Más allá de que Chile la importe de países como Brasil, Paraguay o Argentina, desde la Sociedad Chilena de la Carne señalan que “de no haber cambios significativos en el valor del dólar los precios debiesen mantenerse parejos”.

Sin embargo, advierten que en invierno la cantidad de pasto para alimentar animales disminuye, por lo que el ganado más gordo es liquidado a inicios de la época y podría hacer que el valor disminuyera.

“Por ahora el pronóstico es que el bolsillo no sufrirá en los próximos meses”, dicen.

Loading...
Revisa el siguiente artículo