Hogar de Cristo celebró fiesta de Navidad en Fantasilandia

El emblemático parque de diversiones capitalino festejó en compañía de 5 mil acogidos de las Fundaciones Hogar de Cristo, el lanzamiento de su nueva atracción para el 2015: Moby Dick.

Por PUBLIMETRO

Una mañana de juegos y diversión vivieron los niños, adolescentes y adultos mayores acogidos por las distintas obras y programas sociales del Hogar de Cristo que participaron de la celebración de Navidad realizada en Fantasilandia. La alegre jornada de esparcimiento se inició con la inauguración de la nueva atracción para el verano del 2015: Moby Dick.

Con este significativo regalo, el Hogar de Cristo y Fantasilandia brindan un panorama diferente a miles de personas esta Navidad, entregando su mensaje de solidaridad para este fin de año bajo el lema “Despierta al Niño Jesús que llevas adentro”. La invitación es a vivir una Navidad con sentido, realizando acciones concretas para que toda la comunidad se pueda contagiar de la alegría y generosidad de esta época, despertando al niño que llevamos en el interior y nos permite soñar, confiar y entregar afecto.

El Capellán General del Hogar de Cristo, Pablo Walker, señaló que “Esta preciosa actividad es un adelanto de lo que nos gustaría que ocurriera progresivamente en el país: que las puertas se vayan abriendo para los más pobres, aquellas personas que cotidianamente viven en exclusión por su origen socioeconómico, por ser inmigrante, por consumo problemático de alcohol o drogas. Hoy Fantasilandia abre sus puertas para brindar la oportunidad de volver a ser niños, y queremos que esto inspire a otros para que poco a poco vayamos abriendo las puertas del retorno a casa, a los derechos, a la fe y la celebración de la dignidad de los más pobres del país”.

“Este es un legado que nos dejó el Padre Hurtado, quien lo aprendió de Jesús y por eso queremos celebrar Navidad con esta campaña llamada Despierta al Niño Jesús que llevas dentro. Entonces despertemos la valentía, tengamos la osadía de abrir espacios que estaban cerrados, recuperemos vínculos y relaciones como lo haría el Niño Dios si efectivamente volviera a nacer y caminar por nuestros barrios”, agregó Pablo Walker.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo