Lo mejor y peor de la primera noche de Festival de Viña

Juan Pablo López, la gran duda del primer día, se convirtió en el gran ganador de la jornada inaugural en la Quinta Vergara.

Por Nicholas Townsend

La primera noche del Festival de Viña era una apuesta segura. Los Fabulosos Cadillacs y Los Auténticos Decadentes anunciaban una velada bailable del recuerdo con dos estandartes del rock argentino que se tomaron las radios en la década de los noventa. La única incógnita estaba en el humorista Juan Pablo López, pero a las 01:30 de la madrugada, el primer cómico sobre la Quinta Vergara ya se había ganado las Gaviotas de plata y oro. Es más, su presentación marcó el peak de la noche con 40 puntos de rating.

Con una presentación muy fluida, que fue agarrando ritmo a medida que iba sintiendo el respaldo del público, López destacó con su humor centrado en cosas cotidianas y sorprendiendo con la utilización del ex rostro televisivo Checho Hirane como parte importante en el guión de su rutina.

"Yo creo que fue una respuesta bien inteligente de Checho Hirane, así hay que tomarse las cosas con humor", dijo en conferencia respecto al tweet del aludido en el que pedía un bono por ser parte de sus rutina. Su presentación promedió 37 puntos de rating entre las 00:24 y las 01:33 horas. "Esto sirve para que los 'stand uperos' puedan seguir trabajando y llegar al Festival de Viña", afirmó.

Sin ser el número estelar de la noche, Los Auténticos Decadentes no tuvieron dificultades para destacar como uno de los buenos momentos de la primera noche. Con su energía características, los argentinos hicieron cantar a Rafael Araneda, desordenaro al rostro de "Alerta Máxima", Carlos López y hasta sacaron a bailar a la alcaldesa Virginia Reginato. La fiesta es lo suyo y el karaoke fue recurrente.

El debut de Los Fabulosos Cadillacs también fue uno de los puntos altos de la noche. Con una batería de éxitos en la que solo incluyeron tres temas de su más reciente álbum, sacudieron la Quinta Vergara.

Sobre el escenario, la vieja y nueva sabia de los argentinos se acoplaron perfecto y la incorporación de Sergio Rotman fue un plus para los seguidores del grupo encabezado por Vicentico. Pero en palco, platea y galería quedó en evidencia que el público, que los esperó por décadas para verlos en Viña del Mar, no tenía lo bríos de antaño. En muchos pasajes del show, los presentes no repitieron la euforia que se vivió en los dos primeros temas.

Dentro de los puntos bajos está la polémica desatada en redes sociales tras el homenaje a Violeta Parra. Los televidentes acusaron el uso de playback de algunas cantantes durante el tributo. Además, pese a ser una de las jornadas que tenía varias de las localidades agotadas, al comenzar la transmisión de podía ver varios vacío en el sector de platea y palco.

Tal como se esperaba, fue una velada inaugural sin sobresaltos en la que la gran duda terminó convirtiéndose en el gran ganador de la noche.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo