Felipe Braun apuesta por “La Colombiana”: “Me enorgullece” 

El actor da vida a Pedro Watson, el agente de cambio en la ficción que aborda el tema de la inmigración y que debuta esta tarde por TVN.

Por Nicholas Townsend

Hace un par de semanas, el video de una mujer que insultaba de forma aberrante a una vendedora de farmacia por el sólo hecho de ser extranjera se viralizó de forma potente y causó molestia en un importante número de chilenos que no comparte la mirada discriminadora y prejuiciosa hacia los inmigrantes que se está tomando varios sectores de nuestro país; mirada que de forma inteligente y a ratos hasta en tono de comedia ha querido retratar TVN en su nueva apuesta vespertina, “La Colombiana”.

La producción que debuta esta tarde, a las 20:00 horas, cuenta la historia de una mujer oriunda del país cafetero que llega a Chile en busca de mejores oportunidades laborales, pero que en el proceso se va encontrando con una sociedad que cada vez quiere menos “al amigo cuando es forastero”, como dice la canción. El tema se plantea en la trama de tal forma que no hay un juicio de valor, sino que deja en evidencia una realidad que muchos, seguramente, identificarán con claridad.

“Me he encontrado con harta gente que me dice, ‘yo estoy con usted, no me gustan los colombianos’. Y yo les digo, ‘no, a mí me gustan’. ‘Pero si usted sale al principio diciendo que no les gusta’, me responden. ‘Pero eso es al principio’, les explico. Es entretenido porque tiene que ver con ese punto de vista medio confuso de qué es lo que nos pasa con esto”, cuenta Felipe Braun, quien da vida a Pedro Watson, una especie de antihéroe que termina siendo el agente de cambio en la historia. 

Esta no es la primera vez que Braun adopta en la ficción un rol que llama al debate. En 2003, el actor dio vida a Ariel Mercader en la exitosa teleserie “Machos” de Canal 13, el primer personaje abiertamente gay, no caricaturizado, en una producción local. “Cuando me tocó hacer de Ariel, hacía mucho de gay pero no se estaba tocando un punto de vista, que no era mío sino del canal, que era hacerlo más real”, cuenta. Por ello, en este proyecto siente mucho más responsabilidad. “Ahora que tocamos temas más reales, uno mismo se empieza a meter en el cuento y comienza a decir que uno tiene una responsabilidad detrás. Cada libreto, yo leo lo que los guionistas proponen, pero si hay algo en lo que estoy en desacuerdo lo hablo con el director. No puedo decir cosas o puntos de vistas con los que estoy en total desacuerdo”, explica.  

¿Es arriesgado centrar una historia en el tema de la inmigración cuando se busca poder igual y superar el buen desempeño de “El camionero”? Felipe Braun responde: “Siempre es arriesgado. Pero por otro lado, creo que es una oportunidad. La misión de TVN es compleja, porque es un canal estatal que tiene que entretener. Cuando tenemos un tema país interesante, una historia de amor entretenida y con comedia, se mezclan cosas que hacen que se pueda contar una ficción fascinante. Me siento orgulloso de estar ahí en la mitad. TVN está en el punto que tiene que estar y yo tengo la suerte de estar contando esa historia”. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo