El ex cura Rodrigo Tupper y cómo conoció el amor tras el sacerdocio: "Empecé a tener citas a ciegas"

En 2015 dejó de ser sacerdote después de 33 años dedicado a la actividad

Por Publimetro

Tras un retiro en España en 2015, el entonces sacerdote Rodrigo Tupper se presentó ante el obispo Ricardo Ezatti para que lo “dispensaran” del celibato sacerdotal. Un proceso que, pese a que aún no termina, le cambió de inmediato la vida al reconocido ex cura.

Actualmente, el hombre que se dedicó por 33 años al sacerdocio trabaja como gerente general de la Fundación Portas, la que dedicada a que los jóvenes más vulnerables en el sistema universitario no abandonen sus estudios. Sin embargo, el mayor cambio lo evidenció al momento en que se enamoró.

“Empece a tener citas a ciegas, era toda una experiencia”, contó el ex cura al matinal “Mucho Gusto” de Mega, añadiendo que “en julio del año pasado, después de varias experiencias, conocí a la mujer que espero sea mi esposa, nos vamos a casar luego y estamos enamorados los dos. Es una mujer maravillosa”.

Eso fue un año después de renunciar a la labor que comenzó a realizar a los 18 años, edad en la que tenía claro que “no iba a hacer papá y no me iba a casar”. En ese sentido, dice que en más de una ocasión se sintió atraído por alguna mujer, pero hacía caso omiso a sus sentimientos.

“Hay momentos duros en el sacerdocio por esa razón, pero hay una vocación de fondo. Cuando me sentía atraído por una mujer, daba un paso al costado inmediatamente. Se me iban los ojos, la veía, eso como hombre me atraía mucho, pero tenía un compromiso”, confesó.

Al mismo tiempo, dijo sentirse feliz en esta nueva vida y defendió de todas maneras el celibato. “No debería acabarse nunca, pero si los sacerdotes se deberían poder casar”, recalcó.

Además, no tuvo problemas en confesar que llevaba 33 años sin besar a nadie y que la idea de los hijos se ve lejana por estos momentos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo