Ídolos en potencia: Dylan Minnette y Katherine Langford hablan de “13 Reasons Why”

Con Selena Gómez como productora ejecutiva y episodios dirigidos por el ganador del Oscar Tom McCarthy por "Spotlight", estos dos jóvenes actores de la serie de Netflix se han robado todas las miradas.

Por Publimetro Internacional

La nueva apuesta juvenil de Netflix, “13 Reasons Why” basada en la novela homónima escrita por Jay Asher, sigue a Clay Jensen (Dylan Minnette), un adolescente que al volver a casa de la escuela encuentra una caja misteriosa con su nombre en la puerta. Dentro de esta caja descubre cintas grabadas por Hannah Baker (Katherine Langford) -su compañera de clase y amor platónico-, quien trágicamente se suicidó dos semanas antes. En las cintas, Hannah explica las 13 razones que la llevaron a terminar con su vida.


Al tratarse un tema tan delicado en esta serie, ¿consideraron que podría fomentar algún tipo de polémica al respecto?
Katherine Langford: Yo no creo que el show sea necesariamente controversial. Para ser honesta no estamos presentando algo que nunca haya pasado. Uno de los objetivos del show es decir la verdad y mostrar de forma auténtica lo que está pasando y dejar que la audiencia decida por sí mismo lo que está bien o mal.

¿Creen que esta serie pueda contribuir a la conversación de temas como el bullying, por ejemplo?
KL: Sin duda.
Dylan Minnette: Y todos los involucrados tienen las mejores intenciones para pasar el mensaje de la forma más apropiada. Por eso crearon esta serie en donde los personajes pasan por diversas situaciones y eso los hace sentirse reales. Además se aseguraron de no romantizarlo o glorificarlo; pero tampoco de satanizarlo sino simplemente es una historia que quieres ver te identifiques con ella o no. Y creo que todo mundo lo hizo muy bien y ése era su objetivo. Hay una cierta responsabilidad por pasar el mensaje de la mejor forma posible.

 


¿Tuvieron alguna preparación especial para el personaje, como hablar con expertos o personas que hayan pasado por eso?
DM: Llevaron psiquiatras y consultores a la preproducción para aclararnos algunas dudas y también para acompañarnos en el proceso de grabación. El personaje de Katherine atraviesa muchos momentos desafiantes. También tuvimos la oportunidad de platicar con personas que han estado en contacto de forma muy cercana con el tema y con víctimas de cualquier tema que estuviéramos tratando en ese momento en el show. Eso sin duda nos ayudó mucho a sensibilizarnos con los temas.

KL: Los productores fueron excepcionales y fueron muy previsores para asegurarse de hacer un show en donde todos estuviéramos bien. Había conversaciones pero no retórica, sino charlas antes de preparación. Ellos estaban conscientes de que serían seis meses de filmación y de que somos actores jóvenes. Al menos para mí, éste es mi primer trabajo y ellos nos dieron todos los recursos necesarios. Nos pusieron psicólogos, psiquiatras de quienes pudiéramos tener información certera acerca de los temas que estábamos cubriendo porque aunque quisiéramos personificar de forma realista y por más que empleara todo mi instinto y concentración, obviamente estar bien informado acerca de lo que estábamos haciendo era básico para nosotros.

Cuando estás deprimido, quizá lo peor que te puede pasar es que alguien llegue y te quiera animar, ustedes han pensado qué les hubiese ayudado de encontrarse en una situación similar?
KL: Creo que no estoy para nada calificada para dar una opinión profesional al respecto pero cuando dicen “los teens siempre están deprimidos” más allá de algo normal, es un indicador de lo que estamos haciendo mal o cómo está afectando a la juventud lo que hacemos como sociedad hoy en día. Creo que es normal sentirse alejado o bajo presión durante los últimos años del bachillerato, hay mucha presión por salir bien de la escuela, hay una increíble presión por adaptarse, por entender lo que eres, por decidir lo que quieres hacer en el futuro y eso es mucho por procesar sin importar la edad que tengas. Creo que hay una diferencia entre sentirte bajo presión o un poco alejado y estar deprimido. Justo a ese respecto es donde necesitamos mayor educación, para saber cuándo una persona necesita ayuda; porque no todos los que se deprimen pasan por el mismo camino de Hannah pero la verdad es que demasiados jóvenes están lidiando con eso. Y creo que todos podemos concordar en que el suicidio de un adolescente es una tragedia y es algo que necesitamos arreglar y que nos hace preguntarnos qué estamos haciendo mal.

 

 

DM: En el show pasan muchas más cosas, hay más personajes y diferentes niveles de depresión y felicidad. Y al final creo que como espectadores el punto es llevarse de ahí la reflexión de lo que consideres correcto. Y en cuanto al personaje de Hannah específicamente quisiera que al verla la gente se diera cuenta de que lo más pequeño que hagas ya sea el más mínimo detalle positivo o el desaire más sutil, puede impactar la vida de alguien más, para bien o para mal. No hay una forma perfecta de hacer nada sino simplemente con estar consciente de los que te rodean, puedes hacer una diferencia.
¿Esta temporada está basada totalmente en el libro? ¿Cómo harán para la segunda o tercera temporada?
DM:  Están por decidirlo, me parece. Depende de si la gente quiere ver más. Hay ideas pero al final mucho se decidirá con la reacción del público. Creo que si sucede que la gente no se siente satisfecha con lo que vio y quiere ver más, hay mucho material en ese libro del que se puede desprender más historia. Creo que tendremos que esperar y ver. No está nada definido por ahora.

¿Están listos para la fama?
KL: Lo sabré cuando suceda (risas).
DM: Pregúntame en la próxima entrevista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo