Rock al Parque: Venezuela respalda a músico chavista que fue excluido de festival colombiano

La presentación de Paul Gillman fue cancelada luego de una fuerte polémica en redes sociales por su público apoyo al gobierno de Maduro

Por Publimetro

Este 1, 2 y 3 de julio se realizará Rock al Parque uno de los festivales musicales más importantes de esta parte del mundo. El evento colombiano, que se anota con 22 ediciones en su historia, ha estado bajo la mirada de distintos medios Latinoamericano, pero no por su cartel sino que por una polémica que protagoniza junto a Paul Gillman, uno de los artistas que habían sido confirmados y que este fin de semana fue comunicado de su exclusión del festival.

Todo inició cuando Rock al Parque dio a conocer el listado de grupos internacionales que serían parte de la edición 23 del festival gratuito y que este año cuenta con la participación de la banda nacional Cómo asesinar a Felipes. Entre los nombres estaba el rockero y leyenda del metal latinoamericano Paul Gillman. Con 40 años de carrera, el músico venezolano es un chavista declarado. Dado la compleja situación que se vive en Venezuela, su inclusión fue fuertemente criticada en redes sociales. Una presión que fue escalando y que terminó haciendo que el Instituto Distrital de las Artes de Bogotá (Ideartes), responsables del evento, decidieran retirarlo del cartel.

Una situación que sorprendió al músico, quien aseguró a la revista Rolling Stone Colombia que pagó justos por pecadores. “Todo el mundo sabe cuál es mi posición política, pero yo no iba a Colombia a dar discursos, ni a hacer foros. Cuando estoy en mi país puedo tener mi programa de radio, o mi programa de televisión, pero cuando salgo, lo que me queda es cantar mi música. Simplemente soy un daño colateral en unas relaciones tensas que hay entre los dos países, y esas son cuestiones que tienen que resolver los políticos, pero no lo vas a pagar con un músico de rock porque tiene ideas diferentes”, afirmó.
Pero Gillman no se quedó ahí. “Creo que la organización se dejó amedrentar y está cometiendo un acto de injusticia; está censurando a un artista por sus ideas, no por su música ni por su trayectoria”, agregó.

Una polémica que la organización del festival tuvo que salir a explicar. En un comunicado, Ideartes aseguró que “la curaduría de los Festivales al Parque obedece a criterios puramente artísticos. Los Festivales al Parque son apolíticos y el Idartes, como entidad organizadora, respeta las posiciones de los artistas invitados”. Además, luego de destacar el respeto y admiración que tienen por el músico venezolano, explicaron que la decisión fue resultado de una campaña de desprestigio contra la participación del artista, lo que podría poner en riesgo el buen funcionamiento del festival y la seguridad de quienes participan en él.

Pero el hecho tomo otro tono tras la pronunciación del gobierno de Maduro. La cancillería venezolana emitió un comunicado en el que asegura deplorar “esta actitud políticamente motivada, que demuestra una visión intolerante, excluyente y que extiende la agenda hostil y de agresión contra el gentilicio venezolano que se ejecuta desde Colombia”. El Viceministro de Comunicación Internacional repudió a ”quienes de forma inexplicable y bochornosa han decidido excluir al cantante y músico venezolano Paul Gillman, cultor del género rock, de un importante festival musical" y defendió al músico definiéndolo como el "más exitosos y reconocidos cultores del rock latinoamericano, cuya trayectoria en el género lo convierte en una referencia más allá de nuestras fronteras".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo