Pedropiedra: “Me siento cualquier cosa menos emergente”

El cantante alista su próximo show para el 8 de julio en el Teatro Cariola

Por Ignacio Espinoza

Pedropiedra tiene una ajetreada agenda para el segundo semestre. El artista prepara una gira a lo largo de Chile, shows con 31 Minutos, un concierto para fin de año y un EP de versiones en clave cumbia de cuatro canciones de su discografía para septiembre. Pero el músico confiesa sentirse contento por tener una vida más ordenada que le permite ser más eficiente. Tal como afirma que fue su último álbum, “Ocho” (2016).

pp

El disco se lanzó hace un año con un buen recibimiento de la crítica y en los últimos premios Pulsar 2017 fue reconocido con tres nominaciones a Artista, Canción y Álbum del Año. Un reconocimiento que a Pedropiedra lo hace sentirse tomado en cuenta y lo aleja del rótulo de artista emergente. “ No sé que significa emergente. Tengo 39 años y 20 años como músico, me siento cualquiera cosa menos emergente, pero no consagrado. Llevo años de circo y quería demostrarlo”, afirma el cantante.

Una madurez que pudo plasmar en "Ocho" y las decisiones que tomó para el material. "Traté de no alargarlo por las puras. Escuchar hoy un disco entero es una cosa menos inusual. Está todo mezclado. Es como que no sea tedioso y fluya fácil”, confiesa. Además celebra el hecho de que todas las canciones funcionan en vivo. “Estoy contento porque las canciones son las más disfrutadas por el público y se han tocado mucho”.  Este es el resultado de un trabajo que rememora a un sonido más ochentero, el que Pedro Subercaseaux (su verdadero nombre) asegura disfrutar de niño. “Me di cuenta de eso mientras lo hacía. Cada veinte años vienen los revival, por lógica ahora se va a encontrar un sonido noventero y se desatarán influencias, pero por mí que no tenga época. Es la manera de no quedar atrapado”, cuenta. Esto es parte de lo que se podrá escuchar el 8 de julio en su show en el Teatro Cariola. Su presentación más grande del año, que contará con invitados y que está armando con tres segmentos distintos en los que destacan uno más íntimo y un cierre fiestero.

Este presente invita a preguntarle si ha pensado en la posibilidad de ser parte del Festival de Viña del Mar, un evento en el que registra una curiosa marca: se ha subido al escenario de la Ciudad Jardín tres veces, pero no como artista principal. En 2013 fue la batería en los shows de 31 Minutos y Jorge González, mientras que en 2014 tuvo una participación durante la presentación de Gepe. “No me quita el sueño para nada, no sé si iría si me llamaran. Prefiero que las canciones sean más conocidas, no tengo ningún apuro. Pero no es algo que tenga contra el festival”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo