Andy Serkis: Descubriendo al simio interior

El actor que da vida a César analizó de la evolución del personaje a lo largo de las saga “El planeta de los simios”, cuya tercera entrega -“La Guerra”- se estrena este jueves 13 de julio en los cines nacionales

Por Publimetro

La tensión entre los humanos y los simios sigue en ascenso. El conflicto de especies iniciado en 2011 con "El planeta de los simios: (R)evolución" y la posterior entrega de 2014 "El planeta de los simios: Confrontación" ha escalado a la promesa de un enfrentamiento armado que se llevará adelante en "El Planeta de los Simios: La Guerra", cinta que llega a los cines nacionales este jueves 13 de julio.

Después de que la comunidad liderada por el simio César se encontrara con los humanos sobrevivientes al brote viral que devastó la mayor parte de la población en la segunda película de la saga, este nuevo largometraje mostrará al personaje a cargo de Andy Serkis, quien ha destacado por su trabajo utilizando la captura digital en producciones como la trilogía "Hobbit" y "Star Wars", iniciando una batalla para proteger el futuro de sus hermanos, luego de sufrir una tragedia que lo lleva en una misión de venganza. Un hecho que cambiará su vida para siempre.

-¿Cuál ha sido la novedad para usted y qué novedades hay para César?

-Habiendo interpretado a César desde su infancia hasta este punto, es algo así como haber vivido su infancia o, en mi caso, su simio-infancia. La familia sigue y la aventura continúa. César sigue evolucionando, de hecho los problemas a los que se enfrenta en esta película son de una enorme magnitud. Lo que ha resultado extraordinario acerca de todas estas películas mientras han ido progresando es el increíble balance entre las historias tanto de los simios como la de los humanos. César obviamente pertenece a ambos mundos de muchas maneras distintas pues él fue criado por los humanos. César se encuentra dividido entre su respeto por la humanidad pero principalmente tratando de ayudar a su propia especie; lo que significó que tuvo que descubrir al simio que vivía dentro de él mismo por primera vez. César sufre mucho más de manera personal debido a esto. Esta película tiene mucho que ver con la lucha de César por mantener su rumbo moral pues los eventos que son tan personales y dolorosos para él lo conducen por el camino de la destrucción.

-Parece que César siempre tiene que sufrir y enfrentarse a distintas cosas…

-Sí. Es un equilibrio constante entre la familia, y lo que harías por defenderla y a tu propia especie, en contraposición a la perspectiva más amplia por mantener este balance entre ambas especies para que todos puedan sobrevivir. Él siente esa presión.

-¿Es agradable estar con Matt como director nuevamente?

-Matt conoce la historia como la palma de su mano. Él entiende por completo la metáfora de estas películas y, a su vez, es muy apasionado acerca de las historias que narran. Es inteligente como ningún otro.

Esta es la tercera vez que Andy Serkis vuelve a mostrar su habilidad de actuar con la técnica de captura digital para esta saga, un desafío que el actor ha llevado a otro nivel. "Creo que en la medida en que la gente se vuelve muy conocedora de la técnica de la captura de actuación es cuando se dan cuenta que no es tan solo hacer pantomima. No tan solo tiene que ver con interpretaciones muy físicas", explica.

-En el sentido de haber entendido eso, ¿ha cambiado mucho la técnica desde “Confrontación”?

-El proceso es mucho más dinámico. Las cámaras para captar expresiones faciales han evolucionado pero, en esencia, el gran salto fue desde (R)evolución, cuando empezamos a filmar en locaciones. Eso fue algo significativo. Es un proceso mucho más robusto desde entonces, pues es más fácil mover las cámaras alrededor de los actores.

¿La escala es mucho más grande en esta ocasión?

Cuando uno lo piensa, "(R)evolución" fue una filmación bastante íntima. Se trataba de una situación doméstica y había una familia ligeramente más grande en el atrio con todos los demás simios. Luego “Confrontación” creció y construimos sobre eso para formar una comunidad mucho más grande. Y ahora estamos en esta situación en donde los paisajes son enormes y la cinta es épica.

-¿Y usted se sigue planteando nuevos retos?

-El principio de “Confrontación” fue un reto bastante grande, pues estuvimos bajo condiciones muy húmedas durante los primeros días. ¡Y ahora, en esta película, el clima es frío!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo