Arturo Guerrero analiza el éxito de “La Vega”: “Los flojos no son una casualidad”

El “padrino” de “La Vega” aseguró que le gustaría descubrir “en qué estamos fallando” para que hayan tantos flojos

Por Mauricio Neira

El pasado domingo 16 de julio se estrenó en horario prime por las pantallas de Televisión nacional la segunda temporada de su docureality “La Vega”, espacio conducido por Leo Caprile y en el que se pone a prueba a los “flojos”. Un regreso exitoso, ya que lograron promediar 12,9 puntos de rating con un peak de 15 unidades, superando por muy poco a Mega que se quedó con 12,2 puntos y mirando de lejos a Chilevisión con 7,2 y Canal 13 con 6,7 unidades.

“El éxito se debe a que estamos tratando un tema que existe y nos estábamos haciendo los ciegos”, dice Arturo Guerrero, el “padrino” de “La Vega” en conversación con Publimetro, argumentando que este problema “está en todos los hogares y estratos sociales, ya que creamos una sociedad consumista, donde nos descuidamos de los hijos y comenzamos a comprar el cariño”.

La vega

Por eso es que Guerrero creo que este docureality de TVN podría ir más allá e investigar a fondo lo que pasa en los hogares chilenos, puesto que “los flojos no son una casualidad”. “Creo que podríamos tratar incluso de meternos en las casa de cada uno, abrir las puertas y ver la realidad de las familias, descubrir en qué estamos fallando como sociedad”, recalca.

El capítulo estreno de la segunda temporada mostró la historia de una pareja, Hans y Pía, quienes nunca habían trabajado y ni siquiera sus tres hijos les servían de motivación para replantearse la vida. Las grandes preocupaciones de ellos eran las fiestas, comprarse ropa cara y tener la vida como si fueran celebridades. Todos estos lujos eran costeados por sus madres, dos mujeres esforzadas y trabajadoras, que les dan mes a mes mesadas de varios millones de pesos.

Al llegar a grabar el programa, ambos fueron advertidos por su “padrino” Arturo Guerrero de cumplir con las reglas y trabajar duramente, pero Hans y Pía tuvieron malas actitudes con sus capataces y compañeros de labores, algo que les pasó la cuenta: En la ceremonia de evaluación, en la modalidad “Todo o Nada”, sus capataces no les pagaron un peso e hizo molestar a la pareja.

“No sabían lo que era el trabajo, no lo entienden y les va a costar mucho, porque viven en otra burbuja”, comenta Arturo respecto a los primeros participantes de esta temporada, agregando que lo que le molestó más de este primer episodio es que se haya puesto en duda la veracidad de la historia en redes sociales y que esta inquietud haya sido tomada por el programa “Intrusos”.

La Vega2

“Estoy súper molesto con el canal 4 (La Red) porque no soy de los que niego ni cierra la puerta, entonces que hablen de algo sin siquiera consultarme, no me parece”, dijo, agregando que “La Vega siempre se ha caracterizado por algo súper simple: no nos prestamos para ‘tongos’ ni para andar falseando realidades”.
El éxito del programa traspasa la pantalla y Arturo Guerrero recibe día a día a madres y sus hijos que se le acercan a conversar y ver en qué los puede ayudar con la flojera.

“La gente viendo la problemática se acerca con los hijos a conversar y pasas a ser un sicólogo sin haberte titulado, porque la gente necesita mucho ser escuchada y ese es el papel que estamos haciendo”, enfatiza.

El segundo capítulo de “La Vega” también fue todo un éxito. Con la historia de Sandy, una joven mamá de un pequeño de un año, que dejó de estudiar y lleva más de un año sin trabajar porque, simplemente, no tiene ganas, lograron promediar 16,4 puntos de rating, transformándose en lo más visto del domingo 23 de julio, superando incluso a la final de la Supercopa entre Colo Colo y Universidad Católica transmitida por Canal 13.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo