Director de “Muy buenos días”: “Cada vez más gente viene a vitrinear”

Pablo Manríquez analizó los cambios que ha sufrido el matinal en su panel

Por Nicholas Townsend

Una nueva semana de cambios vivió el matinal “Muy buenos días”. Ajustes que trajeron dos nuevos nombres al panel, pero que terminaron por gatillar la salida de un rostro que estaba bien considerado: Begoña Basauri. La actriz, quien se sumó a comienzos de año al programa, dejó su puesto para dar paso a Karen Bejarano y Marcelo Arismendi.

“Encuentro excelente a Begoña. Tiene mucho potencial y se lo dije. Lo que le falta son horas de televisión en directo en el cuerpo”, dice a Publimetro el director del matinal, Pablo Manríquez, y agrega:

“Pero también, parte de la misión que tengo es reforzar el programa y el panel, y para poder sumar personas, no podía seguir contando con todos los que tenía antes. No se puede por un tema económico”.

k

El nuevo director del “Muy buenos días” sigue dándole forma al programa renovando al equipo que se enfrenta a las cámaras. “Los que estaban en pantalla habían sido parte de una búsqueda de lograrse conectar con la audiencia y eso uno lo podrá evaluar si está más o menos logrado. Yo tengo una idea de cómo eso tiene que ser y cómo el programa debe pararse frente a una audiencia y decirle a todo Chile, ‘aquí estamos, somos el ‘Muy buenos días’’. Los rostros que están en pantalla tienen que ver con eso. Con mi manera de verlo”, explica.

Por ello, pese a lamentar la salida de Basauri, resalta las opciones que le da al programa Bejarano, a quien define como una “mujer distinta y empoderada”. “Su repertorio de temas con los que se puede conectar con la audiencia es mucho más amplio. Tiene una veta histriónica, mucho sentido del humor y es madre”, comenta.

Por lo pronto, Manríquez asegura que no hay un plazo para lograr resultados, pero asegura que “no existe todo el tiempo del mundo para ir de a poco”. “Los tiempos de la televisión no son así”, agrega. La meta más inmediata es hacer un buen programa y ser regulares.

“Nosotros estamos ejercitando el músculo de estar al aire las cinco horas y media y de no apoyarnos en repeticiones. Eso es tiempo que nosotros dejamos de construir lo que nosotros estamos llamados a construir. Rostros, panel, conversación, pasarlo bien, cercanía y empatía. Eso se construye al aire más que poniendo otros programas”, afirma.

Sobre los resultados que ha visto desde que asumió “Muy buenos días”, el director siente “que cada vez más gente viene a vitrinear lo que nosotros estamos haciendo”. “Poquito a poco se van quedando y les gusta”, remata.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo