Daniel Contesse el chileno que es gringo en la TV y el cine: “Tengo ganas de hablar en español”

Encarna a un estadounidense en la teleserie “Tranquilo papá” y en la cinta “Cabros de mierda” que se estrena hoy

Por Ignacio Espinoza

Daniel Contesse dice que no quiere escupir al cielo, pero confiesa que ya ha cerrado un ciclo al encarnar papeles como estadounidense. El actor, que es chileno, cuenta que en la universidad también le tocó hacer de extranjero (un húngaro) mientras que en “Tranquilo Papá” aparece como el gringo Bill y por otra parte encarna a Samuel Thompson en la cinta “Cabros de mierda” que se estrenó hoy en los cines.

“Tengo ganas de hablar de español porque hay una cosa que es más espontánea y no se puede porque el personaje no sabe decir la palabra, es una preocupación más y quita libertad hablar en otro idioma”, afirma Contesse.

contesse

Éste confiesa que armó ambos personajes gracias a un amigo estadounidense que vivió con él y donde pudo aprender otros modismos.Pero a diferencia de Bill, un joven que viaja por el mundo y llega a vivir como pensionista a la casa de Domingo Aldunate (Francisco Melo), en “Cabros de mierda” la preparación fue especial.  Tuvo que dar vida a un joven sacerdote que llega a filmar lo que ocurre en la Población La Victoria a principios de los 80. “Encargué una biblia en inglés, además fue criado en una comunidad religiosa. Es un tipo rígido y es un personaje arisco que tiene todo calculado”, sostiene.

La historia de Samuel está basada en las experiencias que tuvo el director Gonzalo Justiniano cuando visitó La Victoria para grabar un documental durante la dictadura.

Pero para Contesse el papel no es una biografía del cineasta, “Lo tomé como un referente para sumergirme en la realidad que el vivió” cuenta. Sobre las filmaciones, el actor recuerda que Justiniano tampoco fue rígido en las indicaciones. “Al principio yo le hacia caso en todo. Después íbamos conversando. A veces me decía que sí y que no fue como la relación del director técnico y un futbolista, pero hicimos un buen gancho”, afirma.

Aunque la cinta está ambientada en la época de la dictadura, el actor también se defiende sobre las críticas que enmarcan las historias del cine chileno solo en ese período. “Es imposible hacer algo que no tenga que ver sobre la experiencia, como los gringos cuando hablan de la Segunda Guerra Mundial. Pero eso no es un problema del cine hay personas que se quieren olvidar de esa época”, dice y de paso aclara la intención de “Cabros de mierda”. “Es agarrar películas que abarcan distintas cosas como 'Machucha' o 'No'. Esta película se enmarca en dictadura pero habla sobre los pobladores”, cierra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo