Tom Chaplin, voz de Keane: “Podría haber muerto”

El cantante, quien se presenta en Chile el 8 de septiembre, habló con Publimetro sobre cómo su último disco lo llevó a enfrentarse y vencer, nuevamente, a su adicción a las drogas

Por Nicholas Townsend

Reconocimiento mundial, millones de copias vendidas y grandes shows en arenas, fue lo que Tom Chaplin dejó atrás cuando Keane entró en una pausa indefinida en octubre de 2013. Un receso que fue el inicio de un proceso que, según el cantante, “tomó más de lo que esperaba”, pero que terminó en “The wave”, su primer disco en solitario. “La gente me empezó a preguntar por un álbum en solitario, así que lo comencé a pensar. Conversé con los demás integrantes de la banda de que quería parar y probar. Y así empezó”, recuerda al teléfono Chaplin en entrevista con Publimetro.

Es que antes de que Keane, diera el gran salto con su disco debut “Hopes and fears” (2004), Chaplin era parte de la escritura de las canciones del grupo, algo que tras el éxito conseguido dejó en manos de su compañero, Tim Rice-Oxley, mientras él convertía su voz en el factor inconfundible del grupo. Pese a ello, el cantante asegura haber conversado la posibilidad de involucrase en las letras, pero “Tim era muy protector”.

“Para escribir una canción en una banda con tanto éxito tienes que tener mucha motivación y aptitudes. Yo creo que no tenía eso y necesitaba tomarme el tiempo para poder desarrollarlo”, confiesa Chaplin. Esta fue una de las decisiones que lo impulsaron a desarrollar un camino en solitario. “Los dos últimos años de mi vida han sido los más felices. Además, me recuperé de esa destructiva adicción que sufría. Con Keane era todo muy cómodo. Personalmente, quería el desafío de escribir un disco y empezar de cero. Todo pequeño éxito que he tenido se ha sentido como una gran victoria”, cuenta.

Pero “The wave”, disco que vendrá a presentar a Chile el viernes 8 de septiembre en el teatro La Cúpula, también lo enfrentó nuevamente a sus días más oscuros, ya que la ansiedad en torno a este álbum lo llevó a recaer en su adición a la drogas. Un lucha que ya había vencido en 2006, pero que hace dos años atrás estuvo cerca de perder. “Perfectamente podría haber muerto. Estoy muy consiente de que yo podría haber sido uno de los que perdieron la batalla con la depresión o las adicciones. Fui un afortunado de escapar”, confiesa.

Este año perdimos a Chris Cornell y Chester Bennington. ¿Cómo te afecta ver que nombres importantes de la música estén muriendo de manera trágica?
-Mi impresión, es que muchos llegan a una banda porque, a lo mejor, sienten que es la respuesta a sus problemas. Creo que la gente de nuestro mundo tiene ese inconveniente. Es por esto que siento que con este disco trato de hacer una declaración de que hay un respuesta. Para mí fue volverme más abierto, vulnerable y honesto. No hay nada de que sentirse avergonzado. Si estás en un lugar oscuro, la única solución es hablar de ello. No correr o automedicarte con alcohol o drogas. Tienes que encontrar la manera de sacar esas cosas afuera, sin importar lo duro que sea. Sino va a pasar lo mismo que con Chester o Chris y terminaras muriendo solo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo