No hay un límite: Alfredo Alonso se convierte en el hombre fuerte tras todos los festivales del verano

Alfredo Alonso, director de entretenimiento de T4f+Bizarro, se ha convertido un jugador clave en los distintos eventos musicales que llegan a la televisión

Por Nicholas Townsend

Ayer al mediodía, Canal 13 presentó la primera versión del Festival de Las Condes, evento a realizarse el viernes 19 y el sábado 20 de enero en el Parque Padre Hurtado. Con éste, ya son cinco los festivales que se podrán ver por televisión: el Festival de Viña del Mar (CHV), los festivales de Talca y Olmué (TVN) y el recién anunciado certamen junto al de Dichato a cargo de Canal 13.

Durante la presentación, en la que estaban Tonka Tomicic y Martín Cárcamo junto al alcalde de la comuna, Joaquín Lavín, y Javier Urrutia, director ejecutivo de la señal, había una figura detrás que se ha repetido en todos los anuncios festivaleros: Alfredo Alonso. El director de entretenimiento de la productora T4f+Bizarro se ha convertido en el hombre fuerte detrás de todas estas fiestas musicales de verano al estar vinculado en la conformación de sus parrillas.

sdv

“También trabajamos para muchos eventos que no son televisados. Gracias a Dios, hemos dado una señal de seriedad y de que hemos cumplido. Que no sea un solo festival en un solo canal te habla de la seriedad que le hemos entregado a los canales y los municipios”, destaca Alonso y agrega: “Nosotros trabajamos con el objetivo que nos ponemos. Que la gente lo pase bien, que tenga rating y que venda los tickets”.

Una labor que cumple de distinta manera para cada evento. A grandes rasgos, es un proveedor de artistas. “Se produce una asociación estratégica, porque necesitábamos tener una cobertura absoluta de los que significaba la industria de la música, y quién mejor que alguien que hace decenas de conciertos”, cuenta Alex Hernández, director general del Festival de Viña del Mar.

T4f+Bizarro no sólo presenta nombres de su “pool” de artistas, también trabaja con otros promotores para presentar una oferta que se ajuste a los objetivos de cada evento. “La idea era que no aparecieran 25 personas ofreciendo artistas al festival, que hubiera hecho que el precio subiera”, explica.
“No sólo es un tema de precios, sino que uno de orden. Ellos encabezan esta estructura y nos ayudan. Lo que estamos haciendo es mantener un canal de comunicación con los artistas y los promotores”, agrega Hernández.

José Antonio Edwards, productor ejecutivo de TVN a cargo del Festival del Huaso de Olmué y Talca, cuenta que han “ido desarrollando una buena relación virtuosa de beneficio mutuo en el tiempo. Trabajamos con los números en la mesa y eso facilita todo”, pero “no tenemos exclusividad con él”.
A la hora de conformar las parrillas, también el trabajo es diferente para cada evento musical. En el caso de TVN, Edwards destaca que esta tarea se hace de manera independiente y con varios meses de anticipación. “Uno se reúne con proveedores que van presentando nombres a la mesa de trabajo, y ahí se va haciendo el diseño del cartel de acuerdo con los objetivos de cada certamen”, explica el productor de TVN.

“En el caso de este año, nosotros teníamos una parrilla soñada. Era la que compartíamos en la interna antes del acuerdo con T4f+Bizarro. Cuando se llega al acuerdo, ellos la toman y la mejoran. Son decisiones muy conversadas”, expone Hernández, quien de esta parrilla de Viña 2018 destaca los casos de Zion&Lennox y Ha&Ash, artistas que compara con lo que ocurrió con el colombiano Maluma y la argentina Lali en 2017. “Hay una conexión con lo que pasa en Spotify. Maluma y Lali fueron los cantantes que ellos nos dijeron que tuviéramos ojo”, cuenta.

adc

“Cada festival es completamente distinto y es muy bueno en lo suyo. Viña ha tenido una proyección internacional muy grande en sus 59 años. Es un festival chileno, pero para el mundo. Olmué mantiene raíces y las cuida. Tiene un proyección brutal dentro de los suyos. Talca se ha transformado en un festival muy popular. Cada chiche es distinto. Es como si uno tuviera tres hijos y tuviera que decir cuál es más lindo que el otro”, explica Alonso, sobre la manera en que entiende y encara su trabajo.

“Son proyectos distintos, con fechas distintas. Se trabaja considerando que todos tienen objetivos y focos distintos. Si fuera así, sería más complejo. Yo hago 70 conciertos al año y ninguno compite con el anterior”, agrega. “No hay una estrategia de traer uno primero allá y otro allá, porque son profesionales. Todo se trabaja vía contratos”, afirma Hernández, sobre el trabajo de la produtora.
Pese a ello, la participación de Carlos Vives y Jesse&Joy en Viña este 2018 llama la atención, ya que fueron parte del cartel del Festival de Talca el año pasado. “Tienen distintas canciones que pegaron en distintos momentos. Cuando Carlos Vives se presentó el año pasado no ganó tantos Grammy como los que ganó ahora. Todo es distinto. Lo importante es que la gente los quiera ver, que compren tickets y que los vea por la televisión. Eso es lo que más nos importa a nosotros”, afirma Alonso.

Atento a esta posible homogeneización de parrillas con la proliferación de festivales, José Edwards asegura que a TVN le gusta tener sorpresas, y es por ello que se tomaron su tiempo para armar sus eventos. “La novedad es la base de todo. Cuando uno tiene un show, lo trabaja con los cantantes. No sólo es una contratación de artistas, hay un trabajo largo y minucioso detrás”, dice el productor de TVN.

Para Alfredo Alonso, la cosa es clara. “Se ha ido la farándula y los realities, y ha regresado la música. Los festivales han crecido mucho. Chile tiene que cuidar sus festivales porque lo ha hecho bien”, sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo