Otra actriz arremete contra Woody Allen

Rebecca Hall forma parte del elenco de "Un día lluvioso en Nueva York", la próxima película del aclamado director, protagonizada por Selena Gomez y Timothée Chalamet

Por Publimetro

Woody Allen es, sin duda alguna, uno de los directores más entrañables de las últimas décadas. Películas como "Annie Hall" (1977), "Manhattan" (1979) o "Medianoche en París" (2011) lo han posicionado como un esencial del cine de culto, ya sea por su dirección o la simpatía de sus guiones.

Sin embargo, su legado es dulce y agraz. Las excentricidades de su vida personal e íntima lo han hecho blanco de varias acusaciones de índole sexual. Y más allá de que, una vez separado de Mia Farrow, su pareja durante algunos años, haya decidido casarse con su hijastra Soon Yi-Previn, en la actualidad una de las más duras denuncias que ha enfrentado el autor proviene de su propia hija, Dylan Farrow, quien lleva años diciendo haber sido abusada por este.

La empatía y el apoyo a Farrow ha dividido al mundo del espectáculo en varias ocasiones. Ahora, la actriz Rebecca Hall se suma a la polémica señalando que se "arrepiente" de haber participado en "Un día lluvioso en Nueva York", la última película del director, ofreciendo todas las ganancias de su papel para el movimiento Times Up en apoyo de las víctimas de abuso sexual en Hollywood.

"Al día siguiente de que las acusaciones contra Harvey Weinstein surgieran, estaba rodando la última película de Woody Allen en Nueva York", señaló Hall en su cuenta de Instagram. "No me hubiese imaginado ningún sitio más extraño para estar ese día. Cuando me pidieron que lo hiciera, hace siete meses, rápidamente dije que sí. Me dio uno de mis papeles más importantes en el cine, por lo que siempre estaré agradecida. En estas semanas he pensado profundamente sobre esta decisión y me mantengo en conflicto y triste".

Aunque el caso de Dylan Farrow surgió hace cuatro años, la actriz explicó que "después de leer y volver a leer los comunicados de Dylan Farrow de hace unos días y volver y leer los antiguos, no solo veo lo complicado que es este tema, sino, también, que mis acciones han hecho a otra mujer quedarse en silencio y desestimada. No es algo con lo que se pueda vivir fácilmente en estos momentos o en otros, y lo siento profundamente. Me arrepiento de esta decisión y no cometería el mismo error hoy".

The day after the Weinstein accusation broke in full force I was shooting a day of work on Woody Allen’s latest movie in New York. I couldn’t have imagined somewhere stranger to be that day. When asked to do so, some seven months ago, I quickly said yes. He gave me one of my first significant roles in film for which I have always been grateful, it was one day in my hometown – easy. I have, however subsequently realized there is nothing easy about any of this. In the weeks following I have thought very deeply about this decision, and remain conflicted and saddened. After reading and re-reading Dylan Farrow’s statements of a few days ago and going back and reading the older ones – I see, not only how complicated this matter is, but that my actions have made another woman feel silenced and dismissed. That is not something that sits easily with me in the current or indeed any moment, and I am profoundly sorry. I regret this decision and wouldn’t make the same one today. It’s a small gesture and not one intended as close to compensation but I’ve donated my wage to @timesup. I’ve also signed up, will continue to donate, and look forward to working with and being part of this positive movement towards change not just in Hollywood but hopefully everywhere. #timesup

A post shared by Rebecca Hall (@rebeccahall) on

Farrow agradeció el gesto de Hall señalando que apreciaba su "valentía". Las acciones de la actriz secundaron a la reciente publicación de la directora Greta Gerwig ("Lady Bird"), quien trabajó junto a Allen en el filme "A Roma, amor" en 2012.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo