Viña 2018: La "Quinta cósmica" de Jamiroquai enciende la tercera noche de Viña

Con una sólida presentación el grupo liderado por Jay Kay hizo bailar de temprano al público de la noche anglo, el que, con pifias, se manifestó para que el grupo británico volviera al escenario

Por Nicholas Townsend

No necesitó cantar ni bailar. Ya había hecho que la Quinta Vergara estuviera a sus pies con "Shake it on" y "Little l", cuando Jay K se plantó en el centro del escenario para que las cámaras enfocarán su rostro y dejó que su característico sombrero de luces sacará aplausos al mover por si solo.

Una prenda que contrasta con la versión actualizada de un poncho altiplano que vestía y que, de alguna manera, expresan visualmente, la apuesta musical que, por más de 25 años, ha caracterizado a su banda Jamiroquai. Un sonido funk futurista, que siempre tuvo un particular cuidado estético e interpretativo.

Y eso fue lo que se pudo ver en su debut en Festival de Viña, en el que el grupo británico se despachó éxito tras éxito, que fueron la banda sonora de una generación a fines de la década del noventa. Un cancionero atemporal que la Quinta Vergara no se cansó de bailar.

Del show, pese a que Jay Kay no tiene los 25 años de cuándo publicó "Space cowboy", su gran condición de frontman invitaba a la fiesta, flanqueado de un sonido que estuvo a la altura de una banda de oficio, la que en varias canciones agregaba nuevos arreglos como en "Cosmic girl", los que el público seguía con aplausos. Punto a parte para el apoyo visual de las pantallas, el que, hasta ahora, ha sido el más atractivo de lo que va del certamen.

Tras un cierre repleto de éxitos que incluyó "Canned Heat" y "Love Foolosophy", Carola de Moras y Rafael Araneda subieron por primera vez durante el show de los ingleses para hacer entrega de la gaviota de plata y de oro, mientras entregaban los premios, Jay Kay prometía pasar el fin de semana disfrutando en nuestro país. Finalmente, la banda se despidió con "Deeper Undeground" haciendo temblar la Quinta Vergara.

Una despedida que fue resistida por el público, que se manifestó con fuertes pifias mientras Rafael Araneda y Carola de Moras anunciaban la presencia de Jay Kay en el backstage. La aparición del vocalista por las pantallas de la Quinta Vergara calmaron un poco a los presente, que veían como cerca de un centenar de personas desmontaban los equipos del grupo.

Al regreso de comerciales, Andrés Caniulef y Carolina Mestrovich, hicieron una suerte de previa al show de Stefan Kramer, lo que hizo que el público, en especial la galería, volviera a pifiar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo