La duras declaraciones de Rayén Araya en su demanda a Radio Bío Bío por acoso laboral y despido injustificado

Tras tener a su segunda hija en junio de 2016 fue marginada de reuniones y vivió un ambiente hostil que derivó en su despido en muy malos términos.

Por Jaime Liencura

"La última vez que yo vi a los hermanos Mosciatti fue el día del despido", dice Rayén Araya a Publimetro luego que este lunes se conociera que demandó a Radio Bío Bío por ser despedida, a su juicio, tras convertirse en madre. Pero no es lo único: también acusa tratos humillantes y desigualdad en el pago sólo por ser mujer.

"Yo fui despedida de la radio a principios de diciembre en 2017 luego de una seguidilla de acciones que viví en la Radio Bío Bío y que derivan en la demanda y una acción en la Dirección del Trabajo" agrega la periodista que por años fue la voz del programa vespertino "Radiograma" y que también participó del espacio "Expreso Bío Bío".

"La acción está interpuesta hace prácticamente un mes y ha sido abrumador, es súper fuerte el proceso", confiesa pero también pide disculpas pues dice que no puede hablar más al respecto, debido a que la causa está abierta. "Pucha, no te puedo hablar más sobre la demanda", aclara.

Embarazo era "mal visto"

Pese a que Araya no puede hablar directamente, sí está disponible el texto de la demanda que lleva adelante el 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago. El documento, al que se puede acceder desde la página del Poder Judicial, indica varios episodios de acoso y malas prácticas de parte de ese medio de comunicación.

Lo medular de la demanda apunta al día en que se convirtió madre de su segunda hija, el 21 de junio de 2016. Ahí, acusa, le bajaron el sueldo.

"El último tramo de mi postnatal disminuyeron aun más mis ingresos, puesto que el subsidio postnatal en los tres meses finales se reduce al 50% del tope. A pesar de esto no hubo voluntad por parte de mi empleador de cubrir esa diferencia", dice el texto.

Tras ello denuncia que desde marzo de 2017, cuando volvió de su posnatal a conducir "Expreso Bío Bío" junto a Álvaro Escobar, vivió con el miedo eterno a ser despedida. El texto justifica ese temor con una serie de ejemplos, incluyendo declaraciones hechas por el encargado "no oficial" de Recursos Humanos, Juan Navarrete.

"El cacho que son las minas con guagua, hay que reemplazarlas y quién sabe si después quieren tener más hijos", habría dicho él en múltiples ocasiones. Pero no fue el único, el mismo Tomás le había hablado irrespetuosamente sobre esta materia.

"El Sr. Tomás Mosciatti en tres reuniones me señaló que 'seguramente tu querrás tener más hijos…' esperando una respuesta de mi parte que por supuesto nunca entregué por considerarlo intromisorio en mi vida personal, consideración que verbalicé en esas oportunidades", dice la demanda.

Ambiente hostil

En el documento Araya relata que, entre las situaciones difíciles que vivió en su trabajo, fue la marginación de reuniones, de grabaciones de las menciones comerciales y, en definitiva, un ambiente hostil que incluso se notó cuando se incorporó un nuevo compañero a la conducción: Ignacio Lira.

"Junto a mi compañero, el Sr. Alvaro Escobar, hicimos grandes esfuerzos para que esta fractura al interior del programa, no se notara al aire", relata el texto.

Pero en noviembre de 2017 todo había cambiado para peor. Aunque le dijeron que estaba contemplada para la programación del año siguiente, estuvo todos los viernes citada para revisar su situación laboral. Una, porque se enteró que había ganado $200 mil menos que su compañero, quien desempeñaba exactamente la misma labor que ella, y dos, porque ya le estaban pidiendo, informalmente, que se fuera.

Despido

Todo explotó en diciembre cuando el mismo Tomás le declaró "quiero pedirte que te vayas de la radio". ¿La razón que le entregaron? "Cambié de idea, quiero pedirte que te vayas".

En el texto Araya afirma que le mencionaron que el despido se generó por "necesidades de la empresa", pero le jugaron sucio. Después se enteró que en realidad la empresa adujo que la causal de la desvinculación fue "falta de probidad del trabajador” y “conductas indebidas de carácter grave”, ítems que nunca fueron informados a la periodista pero de los cuales se enteró sólo tras el recurso que puso en la Dirección del Trabajo.

"La situación vivida perjudicó mi salud mental, lo que me ha atraído innumerables consecuencias, de todo lo cual se dará cuenta oportunamente en el juicio, y funda la acción indemnizatoria por daño moral que también se entabla en esta causa. Es así, su señoría, que terminada la relación laboral, consulté con un psicólogo clínico especialista, quien luego de la aplicación de diversos test estandarizados, logra determinar un diagnóstico que da cuenta de un trastorno adaptativo, el cual está evolucionando hacia un estrés postraumático con sintomatología ansiosa,
producto de la cronicidad del agobio experimentado durante la relación laboral, y también con ocasión del despido".

Desde Publimetro intentamos nos comunicamos con Radio Bío Bío pero no fue posible obtener ninguna respuesta sobre esta materia.

Por su parte, Araya afirma que la próxima audiencia que tiene está fijada para el 23 de marzo, día en que pretende conocer los argumentos de esa empresa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo