La otra audiencia de Mega en su sitio web

Hace poco más de medio año que la señal del grupo Bethia pide a los consumidores de su sitio registrarse para acceder a sus contenidos. Hoy son más de dos millones y medio los inscritos, entregando datos que abren el debate sobre la idea de que la gente, especialmente los jóvenes, está viendo menos televisión

Por Nicholas Townsend

Al hablar de televisión, una de las primeras afirmaciones que aparece es que la industria está en crisis. La segunda es que la gente está viendo menos TV. Son días inciertos, en los que vemos que los canales están reestructurándose. Dentro de este escenario, y desde la vereda del éxito, hay uno que puede decir que la gente no solo está viendo televisión, sino que hay más personas. La diferencia es que no lo hacen a través del aparato tradicional.

Dentro de los lineamientos de la dirección del canal, el que es definido como un generador de contenidos, la apuesta ha sido muy fuerte en la red. Es por esto que, aprovechando el final de “Amanda”, Mega realizó una arriesgada jugada en su sitio web: para poder ver su contenido, había que registrarse. Nombre, edad, sexo y ciudad son los datos que se piden para poder ver los contenidos en su página de internet. Hoy, en poco más de seis meses, y aprovechando el éxito de sus contenidos, la señal privada cuenta con cerca de dos millones 600 mil registrados, según datos entregados por el canal, los que demandan que Mega tenga inmediatamente a disposición los programas y las ficciones emitidas por su señal abierta.

Con esta cifra, el canal del grupo Bethia se instala como un fenómeno latinoamericano, ya que, según datos de la plataforma gratuita Comescore, el sitio es el más visitado en Chile, lugar que en otros países de la región es ocupado por sitios informativos. Además, producto de la naturaleza de sus contenidos, los usuarios consumen muchos minutos en mega.cl. Los horarios de más tráfico son el prime y el almuerzo, mientras que en “video on demand” (VOD) esto depende del producto. Por ejemplo, la gente que ve “Perdona nuestros pecados” prefiere, mayormente, hacerlo al terminar el episodio y entre las 9:00 y las 10:30 de la mañana. En el caso de “Verdades ocultas”, el primer consumo es a las 13:00 horas, seguido por la gente que lo ve tres horas después. Mientas que los contenidos de “Mucho gusto”, programa que se fragmenta en distintos momentos, su horario de consumo es entre las 17:00 y las 21:30 horas.

¿La gente ve menos tele?
Tal como el exitoso modelo de Netflix, la información que brinda el registro es clave. De esta manera, Mega puede conocer a su audiencia web y personalizar sus contenidos. Por ejemplo, en el caso de “Perdona nuestros pecados”, es posible saber que, desde marzo del año pasado al 31 de enero de 2018, de las más de 53 millones de sesiones, cerca del 60% es a través de celulares. Mientras que poco más del 35% ha sido a través del desktop.

Si se toma el sexo como dimensión a medir, la teleserie nocturna es consumida, mayoritariamente, por mujeres. Además, del público que ve la historia de la familia Quiroga por el sitio web, más de la mitad responde al rango etario comprendido entre los 18 y los 34 años. Con esta información, no sólo se puede rebatir la idea de que la gente está viendo menos tele y que sólo los mayores de 35 están consumiendo contenidos televisivos. Más si se considera que estos datos se repiten, no en cifras, pero si en tendencia, en las ficciones “Si yo fuera rico” y “Verdades ocultas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo