"Perdona nuestros pecados": Por qué el padre Reynaldo no puede morir (aún)

Reynaldo frente a un revolver a punto de ser disparado. Parece ser el fin del cura de Villa Ruiseñor

Por Mauricio Neira

 

El domingo recién pasado se vivió una verdadera tragedia en "Perdona nuestros pecados". Isabel llegó hasta la casa de Ernesto Möller, donde se desarrollaba el matrimonio de Lamberto y Silvia, y tras discutir con Antonieta, la empujó por el balcón del segundo piso y esta cayó sobre el cemento ante los gritos de su madre, quien creía que su hija estaba muerta. Finalmente la enamorada de Gerardo se salvó, pero no el bebé que esperaban.

Por otro lado, Armando Quiroga se enteró que su hija, María Elsa, tuvo o tiene una relación con el padre Reynaldo, por lo que hizo que Renzo ubicara su dirección del cura y pidió expresamente que le trajeran su cabeza. ya no quiere escarmientos, lo quiere muerto y por eso está dispuesto a pagar hasta un millón de pesos de la época. De hecho, el avance del capítulo 224 de "Perdona nuestros pecados" muestra cuando un grupo de hombres intercepta al personaje de Mario Horton y están a punto de dispararle.

¿Qué pasará? ¿Es el fin de Reynaldo? Imposible. Y es que la trama escrita por Pablo Illanes y compañía se encuentra recién en 1958 y, si recordamos el primer capítulo de la producción de Mega, esta parte con el padre ensangrentado entrando a la iglesia de Villa Ruiseñor y perpetuando un disparo a alguien que se mantiene desconocido para el público. Aquel, era el año 1960 y aún Reynaldo vivía. Aún porque no se sabe qué podrá pasar con el cura.

Además, el antiguo enamorado de María Elsa aparece siendo el protagonista del avance de la segunda temporada de la teleserie, donde parece volverse loco por no poder controlar su lujuria, no querer abandonar el sacerdocio, la enfermedad de su madre y la poca cercanía con el personaje de Mariana di Girólamo.

¿Qué pasará con Reynaldo?

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo