"Perdona nuestros pecados": Andrés Velasco desmiente la teoría de la trágica muerte de Lamberto en el terremoto

El actor tras el personaje aseguró que se vienen momentos complicados para el enamorado de Silvia.

Por Mauricio Neira

Hace un par de semanas que circula en redes sociales una alocada teoría de lo que será la segunda temporada de "Perdona nuestros pecados". Entre los trágicos acontecimientos que se nombran, está la repentina muerte de Lamberto, personaje de Andrés Velasco a quien, según este rumor, le caía la campana de la iglesia en menos del terremoto que azotará a la producción en los próximos días.

"Muy 'Lambertiana' la teoría", dice Velasco en conversación con Publimetro en el estreno de la segunda temporada, agregando que su personaje no muere en el terremoto, pero que "perfectamente podría ser, sino es eso, es algo muy parecido". Y es que asegura que desde que le dieron el papel, supo cómo sería conformado su personaje.

"Cuando me dijeron que se llamaba Lamberto, supe para donde iba la cosa", dice entre risas, argumentando que es un personaje que es de los pocos que partió con un drama emocional y familiar bien fuerte, pero que ha logrado salir adelante en el paso de esta primera temporada.

"La cosa empezó a tener una ilusión de felicidad muy escasa en Villa Ruiseñor, porque comprenderás que nadie es muy feliz, y el personaje se despegó un poco de ese tren de drama y desastres. Sin embargo, esta segunda temporada el destino tiene para Lamberto una sorpresa que justamente le contradice esta sensación de felicidad".

Esta sorpresa dentro de la trama vendría acompañada de las ansias del personaje de Velasco por librarse de Armando Quiroga. Y es que, tal como se ve en uno de los adelantos, Lamberto llega con pistola en mano a un evento familiar y dispara, al parecer, errando en su tiro. Las teorías dicen que quizás la bala le da a Estela Undurraga, aunque son sólo rumores por el momento.

"Hay un cambio drástico en su camino", explica el actor, agregando que "tiene un plan muy a la Lamberto" y, como "no le pisa ni los talones a Quiroga", le sale mal. "Esta segunda parte para Lamberto carece de humor, de comedia, se empieza a poner trágica y el terremoto significa un giro para todo el pueblo", sentencia.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo