Para el recuerdo: escucha el final original de la serie animada "Los castores cascarrabias"

El programa de Nickelodeon fue cancelado en los 90 después de su cuarta temporada lo que provocó el enojo de sus productores quienes escribieron un enigmático y trágico episodio que nunca vio la luz

Por Fabian Escudero

Muchos dicen que los años 90 fueron la década dorada de la animación. Quizás la opinión sea demasiado subjetiva y hasta melancólica. Grandes series de dibujos animados vienen de una época marcada por "Rugrats", "Las chicas superpoderosas", "La vida moderna de Rocco" o "La vaca y el pollito".

Y dentro de toda alta gama de programas que quedaron dentro del recuerdo colectivo de la generación "millennial" también estaban "Los castores cascarrabias", un show emitido por Nickelodeon que relataba la historia de dos hermanos castores con personalidades diametralmente distintas cuyo carácter los sometía a diferentes aventuras pintorescas y extravagantes.

Aunque el show no era el preferido de la audiencia, logró posicionarse junto a otras series como "CatDog" o "Rocket Power" como uno de esos productos emblemáticos del canal infantojuvenil hasta el año 2001 donde, por decisión de la señal extranjera, fue cancelado.

Según los autores, la decisión fue tomada tras algunos problemas en la producción y el presupuesto. En 2015, el sitio Vice entrevistó a Keith Kaczorek, co-creador del show, quien reveló que al molestarse por la decisión de Nickelodeon escribieron un último episodio llamado "Adiós castores" donde los personajes tomarían consciencia de que son caricaturas y de que en realidad no existían.

A lo largo del capítulo, Norbert, el mayor de los hermanos y además, el que es representado como el más inteligente, le explicaría a Dagget, impulsivo y menos avezado, su efímera existencia mientras su mundo imaginario se va desarmando poco a poco y caen en el olvido.

En el diálogo de casi diez minutos los castores hacen referencias al mundo del espectáculo, Nickelodeon y hasta cuestiones filosóficas como la existencia de Dios en una frase en que uno de los hermanos grita "there is no dog!", que traducido sería "no hay perro", siendo "perro" en inglés "dog", un anagrama para "god", o sea "Dios".

Obviamente, al ser presentado el episodio a los ejecutivos del canal, estos lo rechazaron rotundamente por el carácter pesimista, oscuro y además de hacer referencias a la muerte, cosas que no coincidían con el perfil de la señal enfocada a los niños. Finalmente, "Los castores cascarrabias" no tuvieron un desenlace y el show simplemente dejó de ser emitido tras las repeticiones de sus capítulos viejos.

Por otro lado, el equipo creativo del show nunca logró dibujar y producir el controversial final, pero sí grabó las voces del diálogo de aquella triste aventura que hoy se encuentra disponible en YouTube, claro que en el idioma original (inglés).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo