Chris Cornell: Se cumple un año de la muerte de uno de los entandartes del grunge

Las redes sociales y los medios recuerdan a la voz de Soundgarden y Audioslave

Por Fabian Escudero

Un año ha pasado desde la fatídica noticia que sacudió a los fans del rock. A primeras horas de la mañana del 18 de mayo de 2017 los medios de todo el mundo titulaban sus sitios: "Muere Chris Cornell".

Las razones tardaron un poco más en conocerse. Con el pasar de los días se confirmó lo que muchos especulaban: El músico de 52 años se había suicidado ahorcándose con su propio cinturón en el baño del hotel que lo alojaba durante una intensa gira por Estados Unidos.

Pero el suicidio fue el desenlace de un tortuoso camino que acechaba desde hace años al guitarrista y compositor. Una extensa, sino interminable, lucha contra las drogas y la depresión; una sensibilidad que era un don, tanto como una maldición y la fama que lo alimentaba, pero que también lo amedrentaba.

Los llantos, los homenajes y las memorias no faltaron. Cientos de artistas publicaron sentidos mensajes y las redes acompañaron a los familiares en un luto que dura hasta el día de hoy.

De esta manera es que en un año desde que el hombre detrás de "Superunknown" y "Out of Exhile" ha seguido dando qué hablar, pese a estar bajo tierra. Fue su misma vuida, Vicky Cornell, la que hace poco, aún sin ser capaz de resignarse a las causas oficiales de su partida, declaró que el médico forense que vio el caso era un "incompetente".

"Las drogas no contribuyeron a la muerte", habría señalado la madre de los dos hijos que dejó el artista. "La pobre elección de palabras ha engañado al público, haciéndolos creer que Chris estaba en pleno estado mental y físico. Entonces los que plantean teorías conspirativas dicen que Chris no se habría matado si hubiese estado bien, por lo que significa que lo mataron. Así es como piensan".

Cornell, que fue líder de los emblemáticos Soundgarden, uno de los pilares del grunge en los 90 junto a Nirvana, Alice in Chains, Pearl Jam, entre otros, había logrado posicionarse como una de las voces más refrescantes y particulares de su generación y no sólo se destacó por dicha banda, sino que por liderar otros conjuntos como Temple of the Dog o el super grupo Audioslave, donde compartía el protagonismo con los instrumentistas de Rage Against the Machine.

Asimismo, el oriundo de Seattle poseía su propio proyecto solista en un formato acústico con el que había visitado nuestro país pocos meses antes de quitarse la vida. Allí, frente a un Teatro Municipal de Santiago repleto, Cornell, sin saberlo él, sin saberlo nosotros, se despidió para siempre. Al menos en cuerpo… Su recuerdo quedaría aquí, con los que le amaban.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo