Fedra Vergara, una de las denunciantes de Herval Abreu: "Contaba los días para para que se acabara la teleserie y poder irme"

"Yo tenía que estar dispuesta a ir a comer con él, a salir con él, para que no se enojara. Contaba los días para atrás para que se acabara la teleserie y poder irme", relató.

Por Gerty Oyarce

Hace unas semanas nos enteramos de los siete testimonios que acusan de acoso y abuso al productor y director de teleseries chilenas Herval Abreu.

Una de sus víctimas, la actriz y arquitecta Fedra Vergara, habló por primera vez en televisión sobre su relación con el productor, a quien denunció por acoso.  En su relato, realizado al equipo del matinal "Muy Buenos Días", Fedra declara que en un inicio, tuvo con Abreu una relación de amistad que fue volviéndose más cercana progresivamente, lo cual a ella no le pareció extraño: "No es raro tener una amistad con alguien de diferente edad".

Refiriéndose al episodio en que Herval le pidió que "no se metiera" con Mario Horton, ella aseguró que lo interpretó como un consejo de un jefe. "No lo sentí como un episodio de celos", declaró.

Ambos salían bastante, a comer, al teatro a eventos, comenzando los rumores de que eran pareja, pero solo tenían una relación de amigos. "Yo supe que me decían la primera dama, que casi que era la polola de Herval", agregó.

El quiebre con Abreu fue cuando, según relata Sábado, el llamado zar de las teleseries le confesó estar enamorado de ella: "Nos enfrentamos muchas veces. Tuvimos episodios de mucha intensidad".

"Yo tenía que estar dispuesta a ir a comer con él, a salir con él, para que no se enojara. Contaba los días para atrás para que se acabara la teleserie y poder irme", relató, agregando que no quería generar tensión con sus compañeros, y que por eso aceptaba sus invitaciones.

Nunca he usado este medio para referirme a algo realmente personal. Pero a raíz de mi participación en el reportaje publicado por la @revista_sabado de El Mercurio, se me hace necesario decir lo siguiente: -Primero quisiera dar las gracias al equipo de la revista, por exponer esta situación de manera seria y profesional. -Como segundo punto, deseo expresar mi profunda gratitud a todas las mujeres y hombres que se han dado un minuto de su tiempo para apoyar a las mujeres que declaramos. Es difícil tomar la decisión de hablar en una sociedad con un machismo arraigado hasta los huesos; en donde enfrentarse a posiciones, cúpulas o cargos de poder siempre tiene un doble filo; en donde si no vives y enfrentas el mundo como un ser desvalido, no eres víctima; en donde si tu dolor o tu carga emocional no es lo suficientemente visible, es mentira. Si no hablé antes, fue por miedo y confusión, pero por sobre todo porque yo también normalicé situaciones que no correspondían. No tuve la claridad suficiente para ver en ese momento lo que me estaba pasando. Y hoy quiero decir fuerte y claro que ES VÁLIDO, es válido tomarse el tiempo que se necesite, y que nadie tiene derecho a juzgar a otro por el momento en que se atreve o se hace consciente, de que está o estuvo inmersa o inmerso en una situación de abuso de cualquier tipo. Creo firmemente que esto no se trata de las actrices, del medio, ni mucho menos de mí. Se trata de miles de mujeres anónimas, que día a día luchan por un espacio para alzar la voz, y que son vapuleadas y desmentidas por la sociedad, por sus pequeños o grandes círculos. -Cada persona tiene el derecho a pensar y sentir lo que le parezca, cuestionar los motivos o las acciones, pero NO HAY NINGUNA RAZÓN PARA QUE UN HOMBRE ABUSE, ACOSE O AGREDA A UNA MUJER. Espero que compartir lo que he vivido permita remover consciencias, y contribuya a instalar en el debate público el tema del abuso en todas sus formas, para que cada ser humano que esté atravesando por una situación similar se atreva a decir NO, sin miedos ni culpas, y con la certeza de que están haciendo lo correcto. #noesno

A post shared by Fedra (@fedravergara_) on

"Es difícil hablar, entender tú misma lo que te pasa y entender esto de un día para otro", dijo, respecto a cómo se dio cuenta de que había sido víctima de acoso por parte del productor. "Yo tengo valores, y sin embargo me vi envuelta en una situación que se me escapó de las manos", agregó.

Sobre el momento en el que se realizaba la investigación para el reportaje, la actriz contó que Abreu la había llamado.

"Hablamos y fue la primera vez que pensé 'me están manipulando'. Me dijo 'esto va a destruir nuestras carreras' y me di cuenta que eso no estaba bien. No me presionó, yo diría que fue una conversación muy manipuladora".

Cuando le preguntó el panel qué sentía por Herval, dijo: "Me da pena. Siento que nada, tú conoces a una persona y se transforma en otra". Además, contó que una vez publicado el reportaje, no tuvo comunicación con él. "Me pareció nefasto que enviara una carta a Primer Plano", dijo.

Para ella, en el hablar sobre la situación "No hay ganancia. Yo lo tomo como una responsabilidad hoy día. Es abrir los ojos", agregando que es imposible que haya buscado más fama con esto.

"A las otras denunciantes, gracias por transformarnos en un equipo de alguna manera. Pero siento que sin duda que había más me dio el coraje de hacerlo. Sí, lo asumo, esto me pasó", finalizó.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo