Francisco Saavedra pone su cargo a disposición tras ola de despidos en Canal 13

La llegada del grupo Secuoya y los despidos de cerca de 300 personas dentro de la señal privada impactó directamente en “Lugares que hablan”

Por Dannae Arias

No son días tranquilos en Canal 13, luego de que cerca de 300 funcionarios fueran despedidos el viernes pasado como parte de la reestructuración de la estación, tras firmar un contrato con el grupo Secuoya, que contempla la externalización de todas sus áreas de producción. Un vínculo por cinco años por el que la señal privada recibirá más de 10 millones de euros al año y que puede ser renovado por otros cinco más.

A raíz de esta situación, el canal está en un proceso de ajuste, que en los últimos días abrió la puerta a la especulación sobre el impacto que tendría la salida de los trabajadores en su parrilla programática. Uno que mostró su primer síntoma el viernes pasado, cuando el noticiero T13 Tarde duró menos de lo habitual. Lo cierto es que, a pesar de lo que se publicó en distintos medios, hoy, ningún programa está en peligro.

Pero hace cuatro días, “Lugares que hablan” sí lo estuvo. Esto porque parte del equipo del programa fue desvinculado en los despidos masivos del 25 de mayo. “Ellos son mis amigos mis compañeros mis Partner @richardbezzaza @davidfractal @pedrot3. Yo no los voy a dejar solos, yo estoy con ustedes, yo simplemente espero que todo vuelva a la normalidad”, fue el mensaje que publicó Francisco Saavedra en su Instagram, junto a una una foto con Richard Bezzaza, Pedro Vergara y David “El catador” Liempi. “Ustedes son #LugaresQueHablan, ustedes son quienes me sostienen, me cuidan, me quieren y se juegan la vida por cada uno de los capítulos de este maravilloso programa que hacemos. Sólo quiero decirles que los estimo, los quiero y los admiro, espero que la próxima semana podamos volver todos juntos a trabajar tranquilos”, sentenció.

Ésta fue al primera alarma de que algo estaba ocurriendo con el exitoso programa de viajes y que tuvo su día más crítico el lunes. Ese día, Saavedra se vio muy afligido, incluso llorando, en los pasillos del canal, luego de saber la situación que vivían dos de sus compañeros. Por ello, tal como confirmaron fuentes al interior de Canal 13, el animador decidió realizar una arriesgada jugada: puso su cargo a disposición, si su equipo no era contratado de vuelta.

Dentro de esta incertidumbre y en medio de la reestructuración de equipos que está viviendo el canal, “Lugares que hablan” suspendió sus grabaciones esta semana a la espera de que la situación del equipo que encabeza Saavedra se resuelva. Algo que debería solucionarse en las próximas horas, ya que los involucrados tendrían prácticamente todo arreglado para incorporarse al grupo Secuoya con las mismas condiciones que en Canal 13. Sólo faltan detalles. De esta manera, la planificación de las grabaciones sigue su curso normal y el programa retomará su ritmo de trabajo.

El escenario que vivió “Vértigo”, según fuentes al interior de Canal 13, no fue tan crítico como se planteó en algunos medios. El estelar no estuvo en peligro de no ser emitido e, incluso, se realizó un ensayo general el miércoles, que no tuvo mayores complicaciones. Además, tal como se ha visto durante la semana, “Bienvenidos” y los noticieros no han evidenciado en pantalla algún problema.

Habla el sindicato
“Algunas personas no fueron contratadas inmediatamente y otras sí, porque eran necesarias. Levantar programas como el matinal o prensa, no es fácil para la gente nueva, porque muchas veces no tienen el conocimiento de los equipos que ahora son de Secuoya”, cuenta Iván Mezzano, presidente del sindicato de Canal 13. El ingeniero en sonido asegura que la contratación para suplir los puestos de trabajo la tiene “la otra empresa y ella maneja, de manera individual, las condiciones que quiere contratar”.

“Las condiciones laborales no son como las habían planteado en su momento”, agrega, y explica que las personas que tenían una condición laboral de contrato indefinido y beneficios, han tenido una rebaja sustancial y que en ningún caso han sido igualados. “Ya no son sólo beneficios”, afirma.

Sobre la posibilidad de que algunos rostros hayan intentado ejercer alguna influencia para mantener equipos, el presidente sindical asegura que “no tengo conocimiento objetivo de eso, pero creo que sí”. “Lo que pasa es que se necesitan. No es que les caigan bien. Hacen bien la pega y al sacarlos, baja la calidad y las confianzas. En la televisión, el trabajo en esencia es en equipo. No puedes separarlo. Lo que han hecho es romper con esto”, sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo