Clem Burke, baterista de Blondie: “Si las canciones no son lo que son, no habría punto de seguir tocando”

Publimetro conversó con el músico de la icónica banda estadounidense que se presenta este 10 de noviembre en Chile

Por Nicholas Townsend

Sólo querían hacer discos y sonar en las radios. Así recuerda los primeros pasos de Blondie, su baterista Clem Burke. “Siempre esperé que fuéramos un éxito. Estábamos inspirados por The Beatles, The Rolling Stone, David Bowie”, cuenta a Publimetro. Todo eso se convirtió en realidad y hoy, el grupo encabezado por Debbie Harry es una de las bandas más importantes de la historia del rock, que aún sigue activa.

“Es como una familia. Tenemos nuestros altos y bajos”, dice Burke sobre el presente de Blondie, afirmando que el hecho de que sigan activos se debe a que todos son muy abiertos de mente. “Hay muchas influencias diferentes. Musicales y de vida. Como venimos de la misma parte, New York, tenemos similitudes, pero somos diferentes. Debbie y Chris (Stein) son un poco mayores que yo, por lo que aprendí mucho de ellos y ellos también lo hicieron de mí”, explica.

Una familia musical que hace cuatro décadas no era de las típicas. Burke hace memoria y cuenta que cuando comenzó su búsqueda de un front man con quien compartir banda, sus referentes eran el “Duque blanco” y Jim Morrison. “Alguien bien visual y con mucho poder y carisma”, define, y agrega: “No me me había hecho la idea de estar en un grupo con una mujer al frente, pero cuando conocí a Debbie supe que ella tenía el factor X que estaba buscando. Como que vi mi futuro musical. Lo que pasó después, nadie podría haberlo previsto”.

Sobre la atemporalidad de sus canciones, el baterista destaca que muchas han sobrevivido po que el grupo incorporaba muchas influencias y trabajaban “pensando como Bowie”. “Por ejemplo, “Hart of glass”, “Rapture” y “Call me” eran algo diferentes en una manera de que eran futuristas”, explica.

Tras poner fin a una pausa de 15 años, Blondie ha editado cinco discos en las últimas dos décadas. Uno menos que en su primera etapa. A cuarenta años de “Parallel lines”, álbum con el que golpearon por última vez las puertas del éxito antes de que éstas se les abrieran de par en par, Clem Burke asegura que la formación que se presentará el próximo 10 de noviembre en el Velódromo del Estadio Nacional en el marco del ciclo Colors Nights Lights “es la mejor versión de la banda”. Uno de sus fundamentos para tal afirmación, es lo conforme que quedó con “Pollinator” (2017), el que fue grabado de manera similar a su tercer disco antes mencionado. “Trabajamos como uno. Estábamos todos en el estudio y esa química y talento de la banda apareció”, cuenta. “La música es la que nos hace seguir. Está la imagen de Debbie y su estilo, pero si las canciones no son lo que son, no habría punto de seguir tocando”, agrega.

¿Por qué crees que los jóvenes siguen descubriendo Blondie?

El internet ha sido una gran ayuda (risas). Al inicio hicimos mucha televisión. Nunca nos esperamos ver esos shows que ahora están en internet. Hoy un chico ve esto de mediados de la década del 70 y le puede parecer moderno. Además, el hecho de que sigamos juntos y haciendo música es una gran ayuda. Nunca imaginamos que todo iba a estar a disposición para el mundo entero.

¿Que significa Sudamérica para ustedes?

Para mí, es un lugar dónde me hubiera gustado pasar más tiempo. Debimos ir a tocar más veces de las que hemos ido. Ahora es más difícil estar de acuerdo con hacer muchas giras porque todos estamos más viejos. Me hubiera gustado venir más en aquellos días. Para mí significa mucho tocar para una audiencia que quiere vernos hace tiempo (no visitan Chile desde hace nueve años). Es una gran cosa que exista la posibilidad que alguien nos vea por primera vez.

Clem Burke es uno de los nombres propios que han hecho historia sentado en el sillín de una batería. Durante la pausa de Blondie, compartió escenario con Pete Townshend, Bob Dylan, Iggy Pop, Joan Jett y Eurythmics, entre otros. También fue el baterista regular de The Romantics. Pero hay un capítulo de su vida al mando de las baquetas que llama la atención. Tuvo una participación casi anecdótica en The Ramones, cuando Richie decidió dejar la banda. Burke, quien por ese paso también es conocido como Elvis Ramone, fue invitado por sus amigos Dee Dee y Johnny a ser parte del grupo “pero yo nunca pensé en mantenerme con ellos. Creo que lo mejor fue que volviera Marky. Para todos”, cuenta.

¿Te hubiera gustado tocar más con ellos?

Fue muy difícil tocar con The Ramones. En especial, porque yo soy muy de improvisar. No creo que me hubiera gustado tocar lo mismo siempre. La idea es que partes y terminas tocando juntos, pero lo que pasa entremedio es lugar para la espontaneidad e improvisación. Y, obviamente, no era lo que hacían ellos. Lo que hacían era brillante, pero no había espacio para hacer lo que yo hago. The Ramones son The Beatles del punk rock.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo