Luis Miguel y su polémico octubre: ¿estará volviendo al “lado oscuro”?

Aún se especula de una posible visita a Viña 2019

Por Karen Cordovez

Hace unos meses, tras el éxito de su serie biográfica emitida por Netflix, Luis Miguel parecía haber dejado atrás sus años de oscuridad, marcados por los excesos, problemas económicos, demandas y hasta una orden de arresto en su contra. De la mano de su disco “¡México por siempre!”, el “Sol” estaba retomando sus días de gloria con giras por Estados Unidos, Europa y una serie de conciertos en el Auditorio Nacional de la capital azteca, donde volvía a brillar como antaño. Sin embargo, este mes, las polémicas reaparecieron y en los medios internacionales se especula respecto a que podrían peligrar sus próximas giras, justo cuando se rumorea que estaría en la mira del Festival de Viña 2019.

El punto de partida fue el 4 de octubre pasado, cuando sus fans llenaron de reclamos las redes sociales, luego que la voz de “Palabra de honor” realizara un show en el mencionado Auditorio que calificaron como  “patético”. Según varios medios mexicanos, el artista estuvo siempre “fuera de tono”, no se le entendía lo que cantaba y, a ratos, desaparecía del escenario por más de diez minutos. Algunos, incluso, especularon respecto a que se encontraba ebrio.

Tras este concierto, LuisMi canceló un show que iba a realizar el día 6 en Michoacán. Según dijo a través de un comunicado, fue por motivos “climatológicos” y para salvaguardar la seguridad del público. No obstante, la prensa azteca no le creyó del todo la explicación y vincularon la decisión con lo sucedido dos días antes en Ciudad de México.

El 18 de octubre debió cancelar nuevamente una presentación, esta vez en Hermosillo. La razón, eso sí, fueron las fuertes lluvias en la zona. Aun así, se encendieron las alarmas y medios como la revista Hola recordaron que en el año 2014 se comenzó a ver el mismo patrón antes de que cancelara todo su tour debido a la supuesta tinnitus que padecería (enfermedad que le provocaba un zumbido constante e insoportable en el oído).

Su última polémica ocurrió hace sólo unos días, nuevamente en el Auditorio Nacional, donde protagonizó un “minuto de furia” en contra de un miembro de su staff. Todo ocurrió mientras interpretaba “La fiesta del mariachi”. Esta vez, en cambio, las flores fueron lanzadas con violencia al responsable del sonido, a quien le gritó a vista y paciencia de los demás, sumido en la cólera de no sonar como él quería. La escena fue captada por los cámaras de los celulares de varios asistentes, quienes compartieron el momento en Twitter e Instagram, llevando la noticia a los medios de toda habla hispana.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que el intérprete de “Labios de miel” demuestra públicamente su molestia con su equipo en medio de un show. Durante su paso por el Festival de Viña del Mar 2012, se acercó varias veces a un costado del escenario para retar al encargado del sonido de su staff, visiblemente incómodo. Sin embargo, el reciente episodio se suma a los ya mencionados y, por ende, vuelve a plantear dudas respecto a su actual condición de salud o si estaría volviendo a los excesos del pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo