Diego Luna: “No dejemos de hablar del narcotráfico”

El actor protagoniza la cuarta temporada de la serie “Narcos: México” que se estrena este viernes en Netflix

Por Publimetro Internacional

Atrás quedaron las historias del narco colombiano, ahora la cuarta temporada de la serie de Netflix lleva por nombre “Narcos: México” y se enfocará en la vida de Miguel Ángel Félix Gallardo, interpretado por Diego Luna. Publimetro conversó con el actor sobre su papel y esta nueva historia.

Cuando se anunció que participarías en la serie, de inmediato comenzó la polémica, ¿cómo la sobrellevaste? 

– Respeto todas las opiniones, pero no estoy de acuerdo con las que dicen ‘dejen de contar esas historias y cuenta cosas bonitas’. Estoy contra eso, porque es lo único que no podemos dejar de hacer, contar esas historias. El narcotráfico ha dejado más de 250 mil muertos que no deberíamos aceptar. 

¿En qué se diferencia de otras series de narcos?

– Yo quería que la historia viera entre los grises de lo que está pasando en México actualmente. Me puse a ver lo que se estaba haciendo en las series de narcotráfico, que no están en las zonas de documentales ni en las de eventos históricos dramatizados, y me encuentro mucho el blanco y negro, lo cual creo que es un discurso muy peligroso. Cuando me senté con Eric Newman (productor), me habló de todos lo grises. Sí íbamos a hablar de perseguir a los malos, pero también a las altas esferas de poder en el país,tanto empresarios como políticos. 

¿Qué fue lo que más te impactó de Félix Gallardo?

– Todo lo que significa hoy, porque todas sus acciones tuvieron una repercusión en la realidad que vivimos actualmente. 

¿Qué fue lo que más le admiraste?

– El no saber mucho de él fue lo que más me atrajo del personaje, porque tuve la posibilidad de construir e investigar y la libertad durante el proceso, porque a mí me da miedo cuando estás haciendo a alguien tan conocido y que es casi como ponerte una máscara, la imitación no me sale. Una cosa que me impresionó fue la capacidad que tuvo para generar ese andamiaje y esa estructura que parecía inquebrantable, que después se vino abajo, y que nos tiene viviendo en el caos actualmente. 

¿En algún momento justificaste al personaje?

– Cuando lo lees como ciudadano piensas: ‘Le voy a entrar o no’, Ya como actor, intentas comprender por qué lo hace y comienzas a buscar señales. Para mí era muy importante ver por qué nadie lo traicionó, Caro Quintero nunca habló de él en la cárcel, eso me suena a amistad y lealtad. Yo tenía muy pocas señales, no entrevisté a nadie cercano a él y lo conocí a través de libros y documentales, como “El cartel de Sinaloa”, de Diego Enrique Osorno. A mí no me gustaría ser parte de ese mundo, ni me imagino cerca de ninguno de estos personajes. Me parece brutal y triste que alguien pueda llegar a escoger esto como vida, pero también hay que entender, porque hay mucha gente que prefiere estar ahí, ¿qué hemos logrado como sociedad que nos orilla a llegar a ese punto? No lo justificas, pero sí lo tratas de entender, porque hay que humanizar a los personajes.

¿Qué aporta la serie a la discusión del tema de las drogas?

– Veo la oportunidad de poner un tema de conversación en lugares en donde no tienen ni idea ni interés de saber quiénes somos y el qué estamos pasando. Yo le decía a Erick (Newman): ‘Si un día voy a Alemania o a Inglaterra y veo a alguien que antes de consumir cocaína piensa un poco de dónde viene ya triunfamos con la serie’, porque hasta ahí llegan los tentáculos de este pulpo. 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo