"¿Te desespera que no piense como tú?”: La fuerte discusión entre Alberto Plaza y Mariana Derderian

Hace unos días el cantante dijo respecto a Daniela Vega que "yo veo un hombre que esta haciendo el rol de mujer”

Por Mauricio Neira

Alberto Plaza volvió a la palestra pública no por su música, sino que nuevamente por una polémica. El cantautor fue consultado respecto a la Ley de Identidad de Género y arremetió contra Daniela Vega, diciendo que la actriz nacional “se percibe así misma como mujer y no me puede obligar a mí a que tenga la misma percepción. Yo voy a percibir lo que yo veo, no lo que ve ella. Yo veo un hombre que esta haciendo el rol de mujer”.

“¿Cómo podrías estar en cuerpo de hombre siendo mujer? ¿Cómo puedes ser mujer antes de tener un cuerpo? Eso significa que el espíritu es mujer u hombre, y resulta que siendo mujer el espíritu o siendo hombre el espíritu de Daniela Vega, tomó un cuerpo equivocado y cómo se puede ser hombre antes de tomar un cuerpo”, agregó  Alberto Plaza en ese entonces a Cooperativa.

El intérprete de "Ahora es Miguel" también se encuentra promocionando su libro “Claro que no da lo mismo”, razón por la visitó el "Bienvenidos" de Canal 13, teniendo un fuerte encontrón con Mariana Derderian.

“Yo sé que ayer ustedes estuvieron hablando de mí, y quise ejercer mi derecho a réplica, porque es importante que pudiera responder a todo”, dijo de entrada Alberto Plaza ante los animadores y el panel del matinal, agregando que "había opiniones principalmente disidentes. Y no es estrategia, Tonka. Es simplemente un libro editorial de mi pensamiento que venía pensando hace muchos años”.

Pero fue con la actriz con quién se enfrascó en una discusión, ya que Mariana Derderian le reprochó sus palabras sobre Daniela Vega, tratándolo de "violento".

 

“Pero no es la intención”, le dijo el cantante, a lo que Derderian replicó con que "no creo que todas las opiniones son válidas, sobre todo las opiniones que vienen desde el odio. Si tú estuvieras informado, no hubieras dicho muchas de las cosas que dijiste. No hay niños normales ni anormales. Los colegios no se equivocan”.

De ahí en más una larga disputa en pantalla que Glamorama se encargó de replicar:

Alberto Plaza: “¿Los colegios no se equivocan?

Mariana Derderián: “Cuando apoyan a niños que están viviendo esta situación. No, no se equivocan”

Plaza: “Perdón. Los colegios se equivocan mucho. Pero en este caso, cuando apoyan a los niños, yo también los apoyo y los apoyaría”

Derderián: “Tú no los apoyas, Alberto… Apoyar es distinto. ¿Sabes la definición de apoyo?”

“Tú lo que dijiste, respecto a los colegios, es que sí se equivocaban. Y no recuerdo… que eran canallas, que es una ‘canallada’ lo que hacen los colegios. Esa fue la palabra exacta que ocupaste”

Plaza: “No dije los colegios”

Derderián: “Está en un video, Alberto”

Plaza: “Dije ‘una canallada’, pero no me refería a los colegios”

Derderián: “Podríamos volver a revisar la cinta, porque yo tengo la impresión que eso fue lo que dijiste”

Plaza: “Perdón, Mariana. Voy a sostener de nuevo que es una canallada a los que instruyen a los niños en la primera infancia. Estamos hablando de niños que ni siquiera tienen idea de lo que es la sexualidad”

Derderián: “A los tres años saben. Te cuento, tengo una niñita de tres años, saben perfectamente y tienen definidos sus gustos. Y yo no les he enseñado si tienen que agarrar un autito, un dinosaurio o una muñeca. Yo no les he enseñado eso. Eso es naturaleza pura”

Plaza: “Y a esa edad, ¿ellos saben cómo se reproducen, la afectividad, sexualidad?”

Derderián: “¡¿Qué tiene que ver eso?!”

Plaza: “Es que eso es lo que estoy diciendo yo”

Derderián: “No tiene que ver eso. No son seres sexualizados a esa edad. Pero tienen una definición de los intereses que tienen y que son claros. Si tu hijo te quiere robar el rouge, para pintarse la boca, a los cinco años, es porque está manifestando claramente su naturaleza. ¿Tú no lo ves así?”

Plaza: “Te extraña tanto, te desespera que no piense como tú”

Derderián: “No, no es que me desespere. Es que no sé cuál es tú límite. Por ejemplo, para mí, el límite son los mensajes de odio. Yo creo que las opiniones del odio, de donde vengan, es el límite, para todos”

Plaza: “Estoy de acuerdo”

Derderián: “Entonces, cuando dices declaraciones odiosas, no sé si ese es tu límite o no hay límite, porque la opinión de un pedófilo no la considero. Y no considero ninguna opinión de odio como la que manifestaste tú ayer. Entonces, no sé si tú tienes límites, no sé si quieres meterte en política, no entiendo. No te entiendo…”

Plaza: “Bueno, comprendo que no me entiendas, pero todos mis pensamientos están ahí entregados”

Derderián: “No te entiendo y creo que eres muy contradictorio. También es muy difícil de entenderte para el resto de los terrícolas”

Plaza: “Acepto y comprendo”

Tonka Tomicic: “¿Quieres estar en política?”

Plaza: “No, no me interesa”.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo