Tomasa del Real atrae al mundo con su neoperreo

La reguetonera chilena arranca el año con shows en festivales como Coachella y Lollapalooza Chile

Por Nicholas Townsend

Valeria Cisternas es el nombre real de la cantante y compositora nacional Tomasa Del Real, considerada una pionera del neoperreo, un subgénero del género urbano, por el que también recibe el nombre de “La Reina del Neoperreo”. Hace unos días se dio a conocer el cartel del Festival Coachella, y su presencia, junto a Mon Laferte y Javiera Mena, fue una de las sorpresas.

¿Estás lista para Coachella?

-Creo que es un buen momento para los festivales, para abrirte y mostrar lo que realmente está sonando en el mundo, en diferentes áreas o números. Siento que hicieron un análisis de cosas importantes y que nos hayan elegido a mí, a la Javiera y a la Mon para estar en un escenario así, es porque estamos haciendo algo importante. El mundo no debería perdérselo, que hayan puesto los ojos en nosotras es increíble; además, somos chilenas y para nosotras como país es decir: ‘Wow, nuestros artistas chilenos son súper pro, son divinas, y son chicas (risas)’. También es como decir: ‘¡Acá estamos todos!’, como que inspira que seamos tres mujeres, de géneros diferentes, y estén en ese mismo escenario, es como decirle a las nuevas generaciones: ¡Yo también puedo!

¿Cómo digerir el 2018 para nutrir el 2019?

-El 2018 fue un gran año para mi carrera. Estuve de gira casi todo el año, fui a tocar a lugares muy importantes como el MoMA en Nueva York. Mi carrera agarró mucha fuerza gracias a que firmé con la disquera Nacional Records. Antes era súper independiente y “underground”, ahora ya agarré más fuerza. Este año estoy feliz de participar en los festivales más importantes, como Coachella en marzo, Lollapalooza en Chile y el EDC en México en febrero. Para 2019 estaremos llevando esta nueva era del perreo, neoperreo, a diferentes lugares y de una manera más profesional.

¿Crees que el género urbano requiere más respeto?

-Es fácil ser un artista del Internet, pero no es fácil estar en la industria de la música y que te valoren como tal. Mi escena es “underground”, soy tatuadora y empecé a ser música no por haber estudiado música o canto, sino de una manera autodidacta y desde que el género urbano agarró mucha fuerza. Estamos haciendo música y no necesariamente somos músicos, pero somos artistas que quieren conversar de sus realidades y de lo que está pasando.

¿El tener mayor exposición abre el panorama para otras mujeres?

-Sí, se abren las puertas. El hecho de que una persona empiece a hacer algo diferente, eso crea una influencia. Me pasa mucho que me escriben chicas diciéndome que les encanta mi música, que por mis canciones se atrevieron a comenzar. Por ejemplo, te cuento una anécdota real: una chica que conocí hace años –como fan– en eventos de fiestas, me la encontré en diferentes conciertos y está tocando y cada vez es mejor. Ella acaba de venir a Los Ángeles para hacer un disco, y está haciendo música, es increíble ver ese crecimiento. Todas tenemos las mismas herramientas para sobresalir, al final estás haciendo un legado musical.

¿Por qué moverte de Chile a Estados Unidos?

-Hace un par de meses me mudé a Los Ángeles, donde montamos Neoperreo Global Entertainment. Me vine a vivir aquí porque este género es la nueva era del reguetón más electrónico, de la era digital con sonidos globales. Nos dimos cuenta que si nos uníamos, podíamos ser más fuertes. Tenemos un estudio y estamos trayendo un montón de artistas del mundo, porque tenemos una casa para producir discos y sacar música.

¿Cómo es el ambiente para la mujer dentro del género urbano?

-Desde que empecé mi carrera me moví en un ambiente donde las prácticas como antiguas y raras del acoso, discriminación o sexismo no estaban. La industria en que me he movido necesitaba chicas, y se abrieron las puertas, porque me dijeron: ‘Necesitamos gente como tú, no hay más’. En verdad el mensaje es que el mundo está preparado para nosotras y nos necesitaban. El hecho de que seamos tan pocas haciendo cosas te da un valor agregado y eres más cara, eso permite poner la balanza a tu favor y no en contra.

¿Latinoamérica ya te ve con otros ojos?

-Creo que en Chile deben estar felices. Me imagino que es una buena noticia para el país. Nos postearon muchas cosas con Mon y Javiera, y están sorprendidos de que fuéramos tres chicas.

Nuevo disco

Tomasa del Real recién terminó de grabar su tercer álbum en su estudio de Los Ángeles, California. “Siempre que entro a un estudio no llevo ninguna idea prehecha y grabo lo que siento en el momento. Siento que la música urbana es más suelta, no hay tanta presión. Soy perfeccionista con mi carrera en general, pero con mi música soy al revés, porque me  la paso bien, me relajo y siento que eso la hace tan buena, que pegue y a la gente le guste (risas). Es algo más cercano y no forzado, como la música comercial que tiene más peros al crearse. Me deberían recetar algo para poder relajarme, no he parado, y ahora acabo de terminar mi tercer disco, que va salir este año”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo