James McAvoy: “Tenemos que poner a los superhéroes en diferentes entornos”

El actor británico habla sobre cómo fue preparar “Glass”, la última entrega de la saga creada por M. Night Shaymalan hace ya 19 años

Por Publimetro

Finalmente ayer llegó “Glass” a nuestro país, la última cinta de la trilogía “Unbreakeable” del director M. Night Shaymalan, la cual inició hace 19 años bajo el protagonismo de los veteranos Bruce Willis y Samuel Jackson. 

Sin embargo en 2016, el británico James McAvoy se sumó a la franquicia como uno de los antagonistas en la histérica “Split”, añadiendo un nuevo factor a la trilogía.

¿Qué distingue esta trilogía de otras franquicias de superhéroes?

– “Unbreakable” y “Split” fueron, en cierto modo, películas de superhéroes deconstruccionistas. “Split” ni siquiera se sentía como una película de superhéroe o súpervillano. Fue sólo una película aterradora y que sólo al final se reveló como algo que tiene que ver con “súper personas”. Es emocionante porque yo mismo estoy en películas de superhéroes, como “X-Men”, y las amo, pero no podemos seguir contando las mismas historias tradicionales de superhéroes, ¿verdad? Tenemos que poner a los superhéroes en diferentes entornos y situaciones… Y esta película ciertamente lo hace.

Es la segunda vez que interpretas a Kevin Wendell Crumb. ¿Cómo es para ti ese papel?

– Kevin es un niño que fue maltratado horriblemente por su madre y, como resultado, su mente se fragmentó y se disoció. De ahí nacieron otras 23 personas. Él es alguien que ha estado en una especie de coma durante largos períodos de su vida, mientras que otras personas han estado conscientes de su cuerpo. Es uno de los muchos que viven en el cuerpo que solía ser sólo suyo. Interpretar a Kevin es abrumador porque encuentra al mundo entero abrumador. Él no quiere estar vivo, así que es excepcionalmente triste interpretar a Kevin.

Glass Gentileza

La mayoría de los actores tienen que prepararse para desempeñar un sólo papel a la vez. Debido a que Kevin Wendell Crumb tiene 23 personalidades, ¿cómo se hace para trabajar con todos esos personajes?

_ Realmente se trata de la administración del tiempo, porque hacer la preparación para tantos personajes es mucho trabajo… Pero es el mismo que hago cuando interpreto a cualquier personaje: ¿qué quiere este personaje? ¿Cómo lo consigue? ¿Cuáles son las cosas que le impiden obtenerlo? Uno hace todo el trabajo de fondo como siempre. En el fondo es repetir el proceso, pero varias veces. 

Algunas de las personalidades que componen “La Horda” están involucradas en actos bastante horribles. ¿Los definirías como “gente mala”?

– Pienso en “La Horda” como un colectivo; algunas personas buenas y otras malas. No creo que ninguno de ellos sea realmente malvado, pero como personas están involucradas en hacer cosas malas y tienen razones y motivaciones para sus actos… ¿Hay razones por las que merecen ser capturados y encarcelados y posiblemente castigados? Probablemente. ¿Pero eso los hace malos? No sabría responder a eso en verdad…

En una escena de “Glass” tienes que pasar por varias personalidades muy rápidamente. ¿Qué tan desafiante fue eso para ti?

– Es difícil cuando tienes que hacer la transición de uno a otro a otro en la cámara. Debe poder notarse el cambio completamente de uno a otro, en el mismo plano emocional. Así puedes meterte en un lugar de histeria o profunda tristeza o pánico, y luego la siguiente personalidad debe ser súper tranquila, de buen humor y jovial. Eso es bastante difícil porque tu ritmo cardíaco es físicamente diferente de lo que debería ser cuando pasas al siguiente personaje. Es como cambios repentinos de engranajes.

“La Bestia” tiene más participación en esta película que en “Split”. ¿Cuál es la parte más difícil de interpretarlo?

– La constante tensión física en la que está y que siempre es como que va a explotar… Es tan animal que me duele, físicamente, interpretarlo. Después de hacer el papel durante unos días, mi clavícula y mi cuello me estaban matando… El dolor duró varios días. En “Split” no me importó mucho porque sólo lo hice durante un par de días, pero esta vez tuve que hacerlo con mucha más frecuencia.

En “Split”, trabajaste principalmente con actores más jóvenes. Esta vez lo hiciste con Bruce Willis y Samuel L. Jackson. ¿Cómo fue eso?

– En “Split” me sentí como un abuelo. Esta vez, me siento más joven porque hay más personas mayores a mi alrededor. Y trabajar con Samuel L. Jackson y Bruce Willis… Es simplemente una locura. Habiendo visto y admirado sus películas cuando era más joven, llegar a trabajar con ellos es extraño, brillante y divertido.

¿Cómo fue trabajar con Bruce Willis?

– Bruce es un tipo muy relajado, pero al mismo tiempo le pone el peso a las escenas. Eso es hermoso, y algo que no he visto mucho en las películas de superhéroes: el peso, el costo que el trabajo les impone. Y es expresado tan brillantemente por Bruce. Su relajación natural se traduce en algo realmente triste en el personaje. David Dunn es este hombre solitario. Todo lo que realmente tiene en su vida es su propósito de vigilante y su hijo, y eso es algo así. Hay mucha pureza y tristeza en lo que Bruce está haciendo con su papel.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo