Luis Fonsi en el carro de la victoria

Nuestro columnista Sebastián Cerda asegura que “el resumen estilístico del puertorriqueño modelo 2017-2019 termina por apuntar, como nunca antes, a la gran masa”

Por Sebastián Cerda

Esto debió pasar hace bastante tiempo. Hace un año y medio, fácilmente, cuando el “Despacito” hubiera cumplido ya con la tarea de abrir el apetito de nuestra región, de cara a una nueva producción de Luis Fonsi. Pero lo que en realidad ocurrió ya lo sabemos: el tema se transformó en un sencillo de impacto inédito, que terminó por cambiar el estatus del artista, consolidar la apertura hacia lo latino en el mundo entero, y posponer una y otra vez la salida del anunciado nuevo disco del puertorriqueño.

Eso hasta hoy, a exactos dos años de haber estrenado ese hit planetario, cuando el hombre de “No me doy por vencido” finalmente decidió que ya era hora de plasmar el recorrido reciente en una placa que ve la luz justo en este instante, viernes 1 de febrero de 2019.

El álbum se titula “Vida”, y en él no sólo tendrían que estar reunidos nuevos temas junto a otros más historiados como “Échame la culpa” y “Calypso”. Además allí deberían filtrarse las lecciones anotadas por el cantante en este período de fama mundial, y de las cuales hubo expresiones claras en las horas previas al lanzamiento de hoy.

Fue en la salida a la luz de “Sola”, su más reciente single, y que aparenta resultar decidor en torno a quién podría ser en la actualidad el boricua: ya no más el intérprete correcto que se mueve invariablemente entre las baladas y el pop melódico, para mantener la fidelidad del público latino; a partir de ahora, a quien tenemos al frente es un fabricante de éxitos sin demasiados pudores, dispuesto a cambiar de nave las veces que sea necesario, con tal de maximizar las opciones de meterse en las listas.

Escuchar esa pieza ya da algunas pistas: se trata de una canción reposada, de madera R&B y cierto espíritu pop-folk. Es decir, muy en línea con lo que han venido haciendo tipos como Ed Sheeran, uno de los pocos que en el último tiempo le ha hecho real contrapeso al imperio de la música urbana en el mundo, justamente las últimas aguas en que Fonsi se había movido.

Otras pistas, en tanto, las dio el propio cantautor en sus declaraciones recientes, cuando habló de “Sola” como “el nuevo sonido pop” que pegará esta temporada.

El resumen estilístico del puertorriqueño modelo 2017-2019, entonces, termina por apuntar como nunca antes a la gran masa, sin demasiado disimulo, algo que otros por cierto han hecho antes, con resultados de dulce y agraz. Porque si bien Madonna, Coldplay y varios más han dado muestras de que plantarse como cazadores de tendencias puede rendir frutos en lo numérico, también han dejado en claro que ese vehículo arriesga llevar a quien lo conduce hasta terrenos dudosos en lo cualitativo y lo reputacional.

Si ése será el caso de Luis Fonsi, lo sabremos a partir de hoy, en la escucha definitiva de “Vida” y en su desarrollo de largo plazo. Pero al menos las señales dadas hasta el momento, parecen mostrarnos a un artista demasiado preocupado de estrujar el rendimiento inmediato de su obra, antes que de hacerla perdurable.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo