Luis Miguel, el amo y señor: encendió el Movistar Arena a punta de clásicos

El artista hizo un show redondo que dejó en llamas a sus fanáticas y a él visiblemente feliz, como pocas veces lo hemos visto.

Por Karen Cordovez

Más vigente que nunca. Eso fue lo que demostró Luis Miguel anoche en el primero de sus shows en Santiago, donde realizó una presentación que simplemente enloqueció a su fanaticada que agotó los tickets para verlo hace meses y en tiempo récord.

El Sol salió a escena con 26 minutos de retraso, pero eso poco importó. De hecho, se dio el lujo de aparecer en el proscenio y por más de un minuto detenerse en completo silencio para contemplar a sus fieles seguidoras, que con gritos ensordecedores le entregaban todo su cariño. Y luego explotaron cuando al son de “Si te vas” daba inicio al espectáculo en el que hizo gala de su calidad artística, tapando las bocas de quienes incluso pusieron en duda que cumpliría con el show.

Cabe mencionar, empero, que en un comienzo se vio algo incómodo. Se repitieron sus gestos hacia la gente encargada del sonido y parecía un poco conflictuado. No obstante, una vez que sus primeros clásicos aparecieron de la mano de “Un hombre busca una mujer”, se fue como avión y se transformó en el rey de la fiesta.

A lo largo de sus casi 2 horas de show, LuisMi hizo literalmente un recorrido por toda su trayectoria, interpretando éxitos de sus primeros años como “Directo al Corazón”, “1+1:2 enamorados”, “Culpable o no” y “Muchachos de hoy”, los grandes singles de su aplaudido disco “Aries”, y temas más nuevos como “Amor, amor, amor” y “Solo tu”. También hubo espacio para los boleros, aunque no así para las rancheras, aún cuando el nombre de la gira, “México por siempre”, hacía pensar que podrían haber sido parte del set list.

Consciente del gusto de sus fanáticas chilenas, el artista privilegió por sobre todo sus clásicos y de la mano de varios medleys, trajo a una importante mayoría al escenario del Movistar Arena. Y el karaoke fue una constante. Tanto como los aplausos espontáneos para el artista, sobre todo cuando se lució con algún falsete que mostraba su calidad vocal. Eso si, cada tanto se tomaba una que otra pausa fuera de escena; pausas de no más de 30 Segundos. Solo una se extendió un poco más y logró inquietar un poco a la gente, pero volvió con todo y nuevamente fue amo y señor.

 

El broche de oro

Hacia el final, “Decídete” y “La chica del bikini azul” desataron la euforia y el cantante comenzó a verse radiante. Su felicidad en escena era evidente, como hace rato no lo veíamos. Lo había pasado bien y sabía que hizo el show que todos esperaban.

Tras una breve pausa, el bis llegó de un nuevo medley que inició con “Vuelve” y finalizó con “Te propongo esta noche”, ante un público rendido a sus pies; algo que seguramente se repetirá en los próximos shows que tiene antes de finalizar su paso por el país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo