De la incredulidad a la felicidad: los sentimientos de Rami Malek hasta ganar el Oscar

Ganó como Mejor Actor por su rol en la película Bohemian Rhapsody

Por Anderson Paredes

Él mismo lo dijo en su discurso en la gala, no fue la primera opción; sin duda fue la mejor. Este fue el camino de Rami Malek al Oscar 2019.

Antes de la ceremonia de los Oscar le consultaron qué se sentía estar en la piel de Freddy Mercury, respondió que nunca se creyó del todo su papel. “El terror lo mitigó la sensación de incredulidad que me acompañó siempre”, dijo a los medios cuando supo que estaba nominado a Mejor Actor.

El camino de Rami Malek al Oscar 2019

“Sabía que tenía que ser yo. Por eso lo aposté todo, meses, incluso años, antes de que me dijeran nada”, recordó en ese momento.

Para parecerse más a la estrella de Queen, hizo que le crearan una dentadura postiza y así asemejarse más a él. Incluso se ve bastante pronunciado a lo largo de la película Bohemian Rhapsody.

Esta no logró el galardón a Mejor Película, pero sí cambió la vida de este joven para siempre.

El comediante Sacha Baron Cohen era la primera opción y trabajo para completar el proyecto, pero por diferencia con los integrantes originales de la banda salió de la película.

Fue el turno de Malek. Se sentía solo, desadaptado. De joven había escuchado ya todas las canciones de Queen y asegura que vio todos los documentales sobre la banda y Freddy como parte de su preparación.

“No creo que exista un ser humano capaz de escuchar Bohemian Rhapsody sin que le llegue”, asegura. “Fue la canción que escuché una y otra vez en mi juventud sin saber por qué”.

Ahora lo sabe, parte de su misión en la vida era llegar hasta este punto. Logró conectar emociones con su papel y el mundo se lo agradece infinitamente.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo