Viña 2019: Marco Antonio Solís se llevó las llaves de la Ciudad Jardín

Abrió la cuarta jornada

Por Mauricio Neira

Marco Antonio Solís se presentó por sexta vez en el Festival de Viña. Fue el encargado de abrir la cuarta jornada con su romanticismo.

El público lo disfrutó de principio a fin y le entregó ambas gaviotas. Sin embargo, desde la organización le tenían un regalo especial.

Fue tras la penúltima canción, donde los animadores salieron al escenario. Ahí, después de entregar la gaviota de oro, le dieron las llaves de la ciudad.

Según martín Cárcamo, este galardón era también a nombre de la alcaldesa de la Ciudad Jardín. Virginia Reginato se limitó a ver la entrega del premio a Marco Antonio Solís desde el palco.

¿Por qué no subió al escenario Virginia Reginato?

No fue la alcaldesa quien se lo entregó. Quizás, por miedo a las pifias. Y es que desde antes de que empezara el show, la galucha le gritaba y reclamaba por el cambio en las galerias.

Un reclamo que no es nuevo

El problema de las galerías viene de días atrás. Ya es casi habitual que en cada jornada el público grite.

"Virginia, escucha, devuelve la galucha". Y es que desde este año cambió la galeria en el Festival de Viña.

Resulta que dividieron la "galucha", dando espacio a una nueva posición en la Quinta: la tribuna numerada. Esta, tiene un valor de casi el doble de la galería.

También, cuando presentaron a Virginia Reginato, el monstruo se manifestó y las pifias fueron fuertes para la alcaldesa.

Esta noche que inició Marco Antonio Solís termina con Carlos Rivera.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo