Cuarta jornada de Viña 2019: Jorge Alís devolvió la risa al "Monstruo", Solís lo hizo cantar y un emocionado Carlos Rivera se consagró

Con un peak de 50 puntos, el comediante argentino fue la gran estrella de la noche

Por Nicholas Townsend

una rutina sin fronteras le devolvió la risa al "Mounstruo" de la Quinta Vergara. Y es que Jorge Alís realizó una presentación de casi una hora y media en al que no paró de sacar risas del público. Con una rutina en la que tocó temas como la migración, la corrupción y su vida cotidiana, todos bajo el hilo conductor de "un nuevo Chile", el argentino fue el gran truinfador de la cuarta noche del Festival de VIña.

Emocionado, Alís recibió las dos Gaviotas y consigo inscribirse en la historia del evento con un show consagrador. "Es un país que quiero cuidar. Si me fui del mío no quiero que mis hijos se vayan", dijo el humorista sobre la decisión de tocar estos temas en su rutina. El "Argentino culiao" promedió un rating de 47,5 puntos y alcanzó el peak más alto del ao que va del Festival de Viña, 50 puntos.

El enojo de las fanáticas de Carlos Rivera

Ocho fueron las canciones que Carlos Rivera presentó en su debut en la Quinta Vergara. El mexicano, quien es hoy el artista más popular del Festival de Viña, Realizó un show cargado de energía y de mucho desplante. En cada canción, la voz de "Recuérdame" se le vio muy emocionado y en constante diálogo con sus seguidores que se quedaron hasta tarde para verlo. Por ello, la breve presentación de Rivera sobre la Quinta Vergara desató el malestar de su fanaticada, que a la salida del evento mostraba su desilusión. La primera vez del cantante marcó un peak de 14 puntos de rating y un promedio de 11, 4, entre las 02:45 y 03:33 horas.

Marco Antonio Solís tiene las llaves de Viña

Marco Antonio Solís venia con su disco "MAS de mis recuerdos" bajo el brazo. Un álbum que rescata cinco temas de su pasado en Los Bukis. Por ello, no es extraño que incluya en su show temas como "Cómo fui a enamorarme de ti" y "Tú cárcel", tema que tiene más de tres décadas de existencia.

Esas canciones fueron el ejemplo perfecto que lo de Solís es un viaje por el tiempo a través de clásicos que marcaron una generación. Pero no todo fue una revisión del pasado. También hubo espacio para mirar al futuro. De la mano de "Dónde estará mi primavera", Marco Antonio Solís presentó a Marla (19) y Alison (18) sus dos hijas.

El mexicano convirtió la Quinta Vergara en un constante karaoke y terminó llevándose la Gaviota de plata y oro. Entre las 22:05 y las 23:44 horas su show marcó un promedio de 39, 4 puntos de rating y un peak de 45.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo