Bonco Quiñongo tras recibir las dos gaviotas en Viña 2019: "Habló el nuevo corazón de Chile"

Fue el último comediante de Viña 2019

Por Mauricio Neira

Bonco Quiñongo habló sobre la discriminación racial, migración y las diferencias entre hombres y mujeres. El humorista cubano logró sacar adelante su rutina arrancado risas en el público.

Una que terminó de manera  inesperada, luego de que Martín Cárcamo y María Luis Godoy lo despidieran si otorgarle Gaviota alguna, pese a que los presentes la pedían.

En comerciales, el Monstruo apareció y abucheó a la organización de Viña 2019. Y es que no comprendían el por qué no se la daban.

"Bonco, Bonco" y "Negro, negro", era el grito que vino durante los comerciales. Mientras, sobre el escenario, se disponía para la presentación de Becky G.  Y es que Bonco se ganó a los presentes con su carisma.

Las pifias siguieron durante la transmisión del backstage, en el que se reconoció a Carlos Rivera como el artista más popular de Viña 2019. Cuando los animadores volvieron al escenario, el Monstruo volvió a manifestar su descontento contra la organización.

Así, Bonco Quiñongo recibió ambas gaviotas.

"No sé qué decir, hay muchos sentimientos encontrados. Cuando uno se sube al escenario como humorista, lo principal es conquistar el cariño de las personas", comentó el comediante en conferencia de prensa.

"Me respondió el nuevo corazón de Chile", argumentó.

El cubano asume lo que le pasó como un ejemplo del nuevo Chile, uno que, según él, cambió y acoge a los extranjeros.

"Se están volviendo un país multicultural. Me siento muy contento por lo que hizo Chile, ese es el mensaje que está mandando", aseguró

"La Quinta Vergara me aclamó diciéndome 'negro'. Eso es muy bonito. Sentir 15 mil personas diciendo negro con cariño, es el nuevo orden, así tiene que ser el mundo", sentenció.

 

Así fue la rutina de Bonco Quiñongo

La efervescencia que provocó Bad Bunny en la Quinta Vergara no fue impedimento para Bonco Quiñongo. El cubano entró al escenario bailando y se presentó de inmediato.

"¿Me ven? Si no me ven, pongan flash", dijo de entrada, provocando las primeras risas.

Así, comenzó a realizar su rutina basada en sus experiencias. Lo difícil de ser negro, fue el tema inicial del comediante. También, cómo es ser cubano.

“Vengo a invitarlos a no solamente reírse del negro, sino que reírse con el negro”, había dicho Bonco Quiñongo en la conferencia de prensa previa.

Los chistes con el "negro de Wathsapp" también funcionaron en Viña 2019. Sin embargo, de ahí su rutina comenzó a caer. Sus historias de su primer viaje en avión no fueron lo mejor de su rutina.

Los mismo pasaba con partes de su viaje a Francia. Por eso pifias aisladas se sentían. Sin embargo, el público respondía con aplausos y lo escuchó con respeto.

Y lo logró. Su espectáculo fue más risas que abucheos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo