Ex bailarín de "Rojo" impactó con su difícil presente: está postrado, ya casi no puede hablar y denuncia que sus ex compañeros lo "dejaron botado"

El joven impactó con su terrible enfermedad.

Por Dannae Arias

José Aravena es recordado por su participación en la tercera temporada de “Rojo” en 2003. Pero si bien el bailarín llegó a la final de aquel espacio, su fama duró menos de lo pensado.

En 2013 fue diagnosticado con VIH, enfermedad que se habría contagiado en Brasil luego de realizarse un tatuaje junto a un grupo de amigos. Aunque eso no es todo. Y es que meses después, se le diagnosticó una terrible enfermedad: leucoencefalopatía multifocal progresiva.

El difícil presente de José Aravena

Este miércoles el ex bailarín fue entrevistado por el programa Intrusos. En la instancia, el joven abrió su corazón para relatar su cruda realidad.

Según contó, la enfermedad ha causado terribles estragos en su cuerpo. Esto pues lo debilitó hasta dejarlo postrado en una silla de ruedas, junto con dificultarle el habla.

José Aravena José Aravena / Primer Plano

Lo peor, es que tal como indica su diagnóstico, sus capacidades motoras irán disminuyendo hasta que su cuerpo deje de reaccionar.

Por esta razón, afirmó que por ahora se encuentra en un intenso tratamiento, que lo tiene aún más desgastado.

“Es una lucha cansadora, muy cansadora pero que vale la pena. A veces estoy en mi pieza y lloro mucho, pero no importa, me pregunto por qué (me pasó) a mí”, reflexionó el ex chico “Rojo”.

A su vez, aseguró que sus ex compañeros de programa lo abandonaron. “Mis amigos me dejaron botado, todos, del barrio hay una (que me visita) de la tele, nadie”, sentenció Aravena.

“De ‘Rojo’ se olvidaron de mí, pero no vale la pena (…) nunca pensé que mis amigos me iban a dejar botado, los de allí”., agregó denunciando que pese a que algunos se habrían comprometido a ayudarlo, eso jamás pasó.

“Los perdoné, ya no me interesa, los quité de mi vida. La única que me ha hablado es la Coté Quintanilla”, añadió dolido.

Antes de finalizar, el joven expresó que su único anhelo es volver a caminar. “Lo único que quiero es caminar, ser independiente, tomar una taza de té solo”, reflexionó, diciendo que si esto se lograra, le gustaría volver al mundo del espectáculo, pues le da “mucha pena” no poder bailar.

Al ser consultado por su vida amorosa, Aravena respondió: "¿Quién me va a querer así? Nadie”. "tengo que agradecer que estoy vivo", destacó.

Revisa la entrevista completa:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo