Emilia Clarke reveló que estuvo al borde de la muerte mientras rodaba "Game of Thrones"

"La Madre de los Dragones" tuvo que batallar por su vida: "Tomaba morfina entremedio de las entrevistas".

Por Dannae Arias

Ya queda menos de un mes para ver la temporada final de “Game of Thrones”. Fue por esta razón que hoy HBO lanzó el póster final de la octava y última temporada de la serie.

View this post on Instagram

The final season. #GameofThrones

A post shared by gameofthrones (@gameofthrones) on

Pero hubo otro hito durante este jueves. Y es que Emilia Clarke, una de las protagonistas de la serie, escribió una columna en The New Yorker. En su texto, sin embargo, revela una batalla personal hasta ahora desconocida.

Con poca experiencia laboral, esta británica comenzó a grabar “Game of Thrones” en 2011. Por aquel tiempo, se hizo conocida mundialmente al encarnar a Daenerys Stormborn de la casa Targaryen, La que no arde, Khaleesi del Gran Mar de Hierba, Rompedora de Cadenas y Madre de los Dragones. Claramente, convirtiéndose en una figura de poder y fortaleza.

No obstante, su vida personal distaba bastante de esta imagen. En su escrito narra que sintió temor y estrés debido a la gran exposición, lo que terminó por detonar de la peor manera.

"Nunca he contado esta historia públicamente, pero ahora es el momento”, parte diciendo la actriz..

La batalla de Emilia Clarke

Emilia Clarke Emilia Clarke

"En la mañana del 11 de febrero de 2011 (…) comencé a sentir un fuerte dolor de cabeza”, comienza narrando, de manera inédita, esta actriz.

"En algún nivel, sabía lo que estaba sucediendo: mi cerebro estaba dañado”, agrega, pues ya a esas alturas estaba casi arrastrándose. Luego todo se tornó difuso: "Recuerdo el sonido de una sirena. Escuché voces, alguien diciendo que mi pulso era débil. Yo estaba vomitando bilis”.

¿El diagnóstico? una hemorragia subaracnoidea, un tipo de accidente cerebrovascular causado por una hemorragia en el espacio que rodea el cerebro,  que es potencialmente mortal para un tercio de los pacientes.

Luego de ello, a los 24 años, le practicaron una cirugía cerebral debido a este "aneurisma o ruptura arterial (…) pero esta no sería mi última cirugía, y no sería la peor".

Y es que tras un par de días de haber salido del pabellón, no podía recordar cómo se llamaba."Nunca había experimentado un miedo como ese. Podía ver mi vida por delante, y no valía la pena vivirla. Yo soy actriz, necesito recordar mis líneas… pero no podía recordar mi nombre”, en ese momento, estaba sufriendo una afección llamada afasia, una consecuencia del trauma que sufrió su cerebro.

Lo peor vino después

"Regresé a mi vida, pero me dijeron que tenía un aneurisma más pequeño en el otro lado de mi cerebro y que podía "explotar" en cualquier momento”, recordó. Pero fue cuestión de tiempo para que esto ocurriera.

Aquella situación se mantuvo por algún tiempo. "Tomaba sorbos de morfina entre las entrevistas. El dolor estaba allí (…) multiplicado por un millón", explicó.

En 2013, terminó el rodaje de la tercera temporada de la serie. Pero el paso del tiempo hizo que "el crecimiento en el otro lado de mi cerebro se duplicara en tamaño". En consecuencia, tomó la decisión de volver a entrar a pabellón.

Se suponía que la operación duraría dos horas, pero cuando terminó "estaba gritando de dolor. El procedimiento había fallado, tuve una hemorragia masiva. Los médicos dejaron en claro que mis posibilidades de sobrevivir eran precarias si no volvían a operar".

Luego de esta revelación, Clarke añade que: "Parecía que había pasado por una guerra más espantosa que cualquiera que haya experimentado Daenerys". Y es que fueron días bastante oscuros. Tanto así, que aún no los logra recordar del todo. Pero sabe que estaba "convencida de que no iba a vivir".

"En los años transcurridos desde mi segunda cirugía, me he curado más allá de mis esperanzas más irracionales. Ahora estoy al cien por cien", finaliza su columna.

Actualmente, la inglesa se dedica, además del teatro, a una organización benéfica que formó junto a socios de Reino Unido y Estados Unidos. Lleva por nombre SameYou, y fue creada para proporcionar tratamiento a gente que se recupera de esta clase de afecciones médicas.

Vida personal

Entre otras cosas, Emilia Clarke también desclasificó ciertos pasajes de su vida hasta ahora desconocidos.

Por ejemplo, que consiguió su primer papel en una obra escolar a los cinco años. También que luego de graduarse trabajó "en un pub, en un centro de llamadas y en un museo oscuro, diciéndole a la gente que 'los baños están justo a la derecha"". Luego vino el casting de "Game of Thrones".

"Para prepararme, aprendí unas extrañas líneas para dos escenas. Una en el Episodio 4, en la que mi hermano me golpea. Y otra en el Episodio 10, en la que entro en un incendio y sobrevivo, ilesa.”, reveló. Luego de esto viajó a Los Ángeles para presentarse ante los productores de la serie, quienes luego de verla bailar "como robot", decidieron que era la indicada para interpretar este histórico rol.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo