"¡Papá, me están manoseando!": el crudo relato de Rafael Araneda en la audiencia por el portonazo que sufrió en 2017

El animador y su familia sufieron un violento portonazo en 2017.

Por Dannae Arias

Este miércoles en el Tercer Tribunal de Juicio Oral en los Penal (TOP) de Santiago comenzó el juicio en contra de los cuatro detenidos por el “portonazo” que sufrieron Rafael Araneda y Marcela Vacarezza hace casi dos años.

El 20 de agosto de 2017 la familia con sus tres hijos sufrieron un asalto mientras ingresaban a su residencia familiar en la comuna de Vitacura. A las 21.15 horas del señalado día, ocho personas los amenazaron con armas de fuego, quitándoles su auto y teléfonos celulares.

Durante la jornada los comunicadores se refirieron al traumático hecho. Instancia donde el ex animador del Festival de Viña recordó la fatídica noche. "Lo que se llevaron no tiene ninguna relación a la pérdida de la paz y de la tranquilidad. Los bienes materiales no son nada al lado de eso. Yo no vengo aquí por eso. Vengo a aportar información que espero sea importante para el tribunal", aclaró Araneda en la audiencia.

Rafael Araneda Rafael Araneda / Agencia UNO

Rafael Araneda se quebró al recordar lo sucedido

“Hubo un forcejeo que no recuerdo muy bien. Veo que ese tipo se lleva algunas cosas (…) la argolla de matrimonio. Las cosas que se robaron, para mí, no tienen importancia, lo detallo para que se hagan una idea”, explicó el otrora rostro de CHV. Más tarde añadió que los antisociales amenazaron a su familia con armas y cuchillos de entre 15 y 20 centímetros.

"Fue poco tiempo. Pero a mí se me hizo eterno, por la situación emocional. Fue un pánico que sentí, al no poder proteger a los míos. Hablaría, racionalmente, de tres o cuatro minutos. Fue una película en cámara lenta”, reveló Araneda, agregando que "estoy en este espacio y sólo me muevo de ahí motivado por el grito de mi hija Martina que me dice '¡papá me están manoseando, me están toqueteando!"".

"Yo le digo 'tranquila Martina' y sigo solicitando que no se le haga daño a los niños”, explicó.

“Para mí más que los objetos es la situación de inseguridad, de ser abordado de manera violenta. Intempestiva. Ingresan a tu propiedad privada que es tu espacio personal, íntimo y que estás en compañía de quienes más quieres y que no los puedes defender”, finalizó diciendo.

Cabe destacar que el Ministerio Público pidió una pena de 15 años de cárcel para tres de los imputados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo