Sin “etiquetas”: así es “El Disco” de Alejandro Sanz

El álbum número once del español ve este viernes la luz a nivel mundial. El sencillo “Mi persona favorita”, ya supera los 10 millones de visitas en YouTube.

Por Karen Cordovez

Nueve temas originales, cuatro destacadas colaboraciones y un viaje a sus inquietudes musicales marcan a “El Disco”, la nueva producción de Alejandro Sanz que hoy ve la luz a nivel mundial.
El álbum, el número once de su carrera, trae de regreso al astro español a sólo una semana del estreno de su tercer single, “Mi persona favorita”, una canción inspirada por su hija Alma (la menor de sus cuatro hijos), que ya acumula más de diez millones de visitas en YouTube e introduce a Sanz en un público más “millenial” gracias a la participación de Camila Cabello, la cantante cubana de 22 años que lidera los rankings en todo el mundo.

El sencillo es uno de los que más carga la esencia del madrileño, con una letra que llega al corazón y sonidos con toques “flamenquitos” que permiten identificarla como una canción “Sanzera” incluso antes de escuchar su voz. Pero eso no pasa con todas las propuestas de “El Disco”, ya que en esta ocasión Sanz se aventuró por nuevos caminos creativos y se atrevió a ir más allá en la mezcla de ritmos que ya venía mostrando desde “No es lo mismo”, con “Labana” o “Try to save your song”, y que profundizó con su anterior álbum, “Sirope”.

Así, se pueden encontrar temas en inglés que rescatan sonidos del jazz, como “It’s Ok”, y una especie de “Salsa pop urbana” en “Back in the city”, canción que cuenta con la colaboración de Nicky Jam.

Tras la buena experiencia de “La peleíta” (2006), Sanz se reencuentra con Residente en “Los lugares” y juntos dan vida a una composición muy distinta a la de su primer trabajo en conjunto, mucho más potente en lo lírico y en lo sonoro. Y el resultado es una canción sin igual.

La rumba, el flamenco y el pop se juntan en “Te canto un son”, otra canción que refleja a este nuevo Sanz; más maduro musicalmente; más lejano de la tradicional balada que tan buenos dividendos le trajo en sus primeros años de carrera; y más acorde a los nuevos tiempos de la industria.

“Este segundo”, cantado a dúo con la catalana Judit Neddermann, es uno de los pocos temas “suaves” de “El Disco”, pero sin duda una “joya” para las fanáticas de siempre. La canción “El trato” es la que abre el álbum y, al igual que “No tengo nada” -el primer sencillo de “El Disco”- es una poderosa composición que habla desde las emociones, con melodías que mezclan texturas. En este caso, Sanz se inspiró en el concierto Nº 2 de Rajmáninov para darle una estructura melódica cargada de intensidad.

Finalmente, con “Azúcar en un bowl” el español se aleja definitivamente de todo lo que ha hecho -a pesar de que la canción a ratos evoca a “El tren de los momentos”- y presenta un tema que parece una invitación a bailar, pero que puede ser el más prescindible de este disco que, en líneas generales, es atractivo, redondo y muestra fielmente el buen momento que atraviesa Alejandro Sanz, quien a los 50 años sigue dispuesto a reinventarse y a no permitir que lo etiqueten en un estilo determinado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo