"El Colombiano" critica a Cecilia Bolocco y dice que "es una estafa": "De cara lavada ella no es buenamoza"

Natalia Cuevas, Maca Tondreau y Bernardo Borgeat fueron los otros invitados a "La Divina Comida"

Por Mauricio Neira

La noche de este sábado se vivió un nuevo capítulo de "La Divina Comida". El espacio de conversación de CHV tuvo como invitados a Natalia Cuevas, Maca Tondreau, Bernardo Borgeat y Nelson Beltrán. Fue precisamente este último, "El Colombiano", quien causó más polémica.

El experto en estética criticó fuertemente a Cecilia Bolocco. Todo ocurrió cuando estaban entregándole los tradicionales regalos a los dueños de casa. Ahí, le dieron un cuadro donde aparecían imágenes de Augusto Pinochet y la reina de belleza. Y es que cuando Beltrán llegó a Chile, ellos era lo único que conocía de nuestro país.

 

En ese momento, Tondreau le preguntó qué opinaba de la corona que ganó la chilena en el Miss Universo. "Yo tengo sentimientos encontrado: en ese momento era superior a la italiana, pero creo también que ella es la Miss Universo menos mejor mantenida”, dijo "El Colombiano"

"Se la encuentra en una cafetería, uno dice que le devuelvan la platica, porque es una estafa”, agregó.

Pero eso no fue todo, la que remató diciendo que Cecilia Bolocco “de cara lavada ella no es buenamoza”.

Modelo paraguaya asegura que tuvo romance virtual con Alexis Sánchez: "Me hizo la vida imposible, yo ya no tenía vida, vivía para él"

El "niño maravilla" "es una persona falsa (…) creí en él y me desilusionó", dijo la mujer.

El error de Natalia Cuevas

Los dichos de "El Colombiano" contra Cecilia Bolocco no fue lo único que llamó la atención en "La Divina Comida". Natalia Cuevas cometió un error que sacó risas.

“Yo sé que te gusta otro deporte, más que el fútbol. Y este es mi regalo”, le dijo Cuevas a Bernardo Borgeat, agregando que su presente era "una tabla para la carne, pero que simula ser de snowboard”.

Sin embargo, Bernardo se mostró sorprendido y le señaló que "ahí dice: ‘Skateboard’”.

Las risas no se hicieron esperar, Cuevas no lo podía creer, pero todo quedó en anécdota.

, detalló, sacando risas entre los invitados.

“No importa, era la intención. Ahora voy a empezar a andar en skate”, bromeó el dueño de casa.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo