Cinco cosas que no sabías de la cinta “Jesús de Nazareth”

Un clásico de Semana Santa.

Por Karen Cordovez

Como ya es tradición hace 37 años, TVN emitirá este Viernes Santo la elogiada película de Franco Zeffirelli, “Jesús de Nazareth”. La cinta de seis horas y 21 minutos de duración retrata la vida de Jesús desde su nacimiento hasta su resurrección de entre los muertos, y aunque en Chile se ha repetido de manera récord, sigue liderando la sintonía en cada Semana Santa.

Según cifras entregadas por el canal público, en 2018 alcanzó un promedio de 9.6 puntos durante su emisión vespertina y 13 unidades en su transmisión nocturna, dejando atrás a los canales de la competencia. Surge entonces la pregunta: ¿Qué despierta tanto interés de este filme?

Las respuestas a esa interrogante son variadas. Para algunos, la interpretación de Jesús por parte del actor Robert Powell es tan potente que hace que verla sea un “obligado” en estas fechas. Para otros, la forma en que Zeffirelli llevó a la pantalla grande la historia del hijo de Dios transformó a la película en uno de los grandes clásicos del cine.

Así las cosas, conscientes del interés que despierta, la señal de avenida Bellavista 0990 agendó una nueva emisión para este viernes desde las 16:30 horas hasta las 21:00 horas, y una segunda parte que irá al aire a las 22:30 horas.

Y mientras esperas verla, otra vez, te contamos cinco cosas de la popular película que seguramente no sabías:

Puso haber otro "Jesús"

Robert Powell no fue la primera opción para protagonizar la cinta. Ocurre que en un inicio, Franco Zeffirelli quería que Jesús luciera un aspecto un poco más oriental, así que les ofreció el papel a Dustin Hoffman y Al Pacino. Powell, en tanto, estaba contemplado para el rol de Judas. No obstante, en los ensayos previos al inicio del rodaje, el director italiano lo vio con una túnica y al mirarlo a los ojos, sintió que era la viva imagen que se tenía de Jesucristo. Por ello, despachó a Hoffman y Pacino, y optó por el actor británico.

Un verdadero Vía Crucis

Para personificar a Jesús, Robert Powell adoptó una dieta estricta de avellanas y agua que lo llevó a bajar cinco kilos en 22 días, y así alcanzar el peso que exigía el rol. Además, los realizadores del filme le pidieron que hiciera un trabajo especial para mantener los ojos abiertos y no parpadear durante el rodaje en “primeros planos”. Aseguraban que eso le daría un “toque de Mesías” al acto. Por todo ello, el único pestañeo registrado ocurre en la escena de la crucifixión.

Boda en el rodaje

El productor de “Jesús de Nazareth”, Lew Grade, era un cristiano ortodoxo que no vio con buenos ojos que el protagonista de su película viviera hace tres años con su pareja, la actriz Barbara Lord. Por ello, lo obligó a contraer matrimonio antes de comenzar la filmación. Lord debió viajar hasta Túnez, lugar donde se llevó a cabo el rodaje, que se retrasó cinco días, para casarse en una “boda relámpago”. Todo salió bien para la pareja, que tuvo dos hijos y permanece unida hasta hoy.

Maquillaje especial de ojos

Durante los ensayos, la esposa de Grade alzó la voz al conocer a Powell, destacando que “tiene unos hermosos ojos azules” que le daban un “plus” a su interpretación. El productor y Zeffirelli pusieron atención en sus palabras y, por ello, ordenaron que tuviera un maquillaje especial en sus ojos, que consistía en dibujar una delgada linea de delineador color azul oscuro en el párpado superior, y una delgada linea de delineador blanco en el inferior. Así lograron resaltar el color y darle un tono particular a su mirada.

Medidas para "soportar" la crucifixión

Una de las escenas más impactantes de la película es, sin duda, la crucifixión de Cristo. Y filmarla no fue nada fácil. Robert Powell debió permanecer en la cruz durante muchas horas, mientras preparaban las distintas tomas. Mientras las cámaras estaban apagadas, su esposa le pasaba cigarros y brandy para soportar el cansancio, y la producción lo mantuvo con una manta y zapatillas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo