Yann Yvin: “Cocinar por cocinar ya no me llena”

El francés acaba de lanzar su primer libro orientado a los niños, reconoce no ver su ex programa “MasterChef” y se deshace en elogios para Fernanda Fuentes

Por Dannae Arias

Desde que comenzaron las grabaciones del reality “Resistiré”, Yann Yvin se dirige una vez a la semana hacia Calera de Tango, lugar donde los participantes permanecen encerrados. Desde esa posición intenta entregar cada día un “mensaje subliminal”; en su cocina no hay peleas ni diferencias, pues cree, con firmeza, que es un lugar donde las personas se unen por un bien común. 

“Cualquier plataforma me sirve para entregar mi mensaje”, destaca a Publimetro el chef de 53 años, que en nuestro país saltó a la fama por su rol de jurado en las primeras dos temporadas de “MasterChef”, espacio que ya va en su cuarto ciclo. 

“Para ser honesto, no he visto el programa de ahora. Y para ser aún más honesto, no tengo televisión en mi casa. Sí me gustó el hecho de que haya una mujer entre los chefs. Ella tiene experiencia europea y Jorge Rausch colombiana, lo que es el reflejo del Chile de hoy: con inmigración y gente que viaja mucho más. Es todo un viaje cultural a través de la gastronomía”, destaca Yvin, quien reconoce su admiración por la trayectoria de la chilena Fernanda Fuentes, “sin conocerla en persona, me saco el sombrero por ella. Le tengo mucho respeto a su trabajo y a su dedicación, porque, seguramente, tuvo que pelear bastante para llegar a donde está”.

Las lecciones de Mauricio Palma tras Viña 2019

“Tiempos Violentos” se llama su nuevo show que se estrena el 27 de abril

“3,2,1… ¡A comer!” ya está en librerías

Tras 40 años en el rubro, el chef Yann Yvin intenta ir más allá. “Para ser honesto, cocinar por cocinar ya no me llena. Necesito tener una conciencia. Ya no quiero estar en una cocina comercial, me llena mucho más estar en una cocina social”, asegura. 

Este pensamiento lo cruzó con su experiencia en “Masterchef Jr.”, que, sin saberlo, le cambiaría la vida. Se dio cuenta de “que la cultura chilena no deja entrar a los niños a la cocina”, descubrimiento que lo llevó a escribir su primer libro: un recetario hecho para niños.  

“Me demoré bastante, tenía dificultad para armarlo porque tenía tantas ideas que no sabía por dónde empezar… Tenía muchas cosas que decir, pero también quería hacer un libro lo más accesible en términos de precio”, reconoce sobre “3,2,1… ¡A comer!”, ya disponible en librerías. 

Sabe que es difícil por estar pensado para que los padres ayuden a sus hijos en las tareas culinarias, pero aún así apunta a los deberes y derechos de los niños: “Yo les digo ‘dale un cuchillo, quizá se va a cortar o quizá se va a caer, pero se va a levantar y va a seguir’. Es importante tener esa interacción con los alimentos, la gente no se da cuenta todo lo que enseña la cocina”, dice el también ex panelista de “Muy Buenos días”.  

Debido a lo anterior  no descarta más libros o proyectos ligados a este frente: “Hoy doy charlas en colegios, en municipalidades, en ferias e incluso poblaciones a lo largo de Chile, y este libro me orientó sobre ese camino que ya había empezado años atrás, me comprobó que la alimentación consciente y la lucha contra la obesidad infantil era mi nueva batalla”, sentencia, con ímpetu. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo